Despliega el menú
Aragón

política

Lambán ofrece a Podemos "espacios de gestión" en la DGA si apoyan su investidura

El candidato a presidir Aragón estaría dispuesto a ceder el control de áreas que sean de su interés y que dirigirán personas designadas por el partido de Escartín.

En primera fila, Mayte Pérez, Javier Lambán y Vicente Guillén se dirigen a la primera reunión del grupo socialista en las Cortes.
En primera fila, Mayte Pérez, Javier Lambán y Vicente Guillén se dirigen a la primera reunión del grupo socialista en las Cortes.
Mónica Fuentes

El PSOE está dispuesto a ceder a Podemos espacios de gestión política a cambio de que apoyen la investidura de Javier Lambán. El candidato socialista se mostró dispuesto a "sacrificar" sus pretensiones en favor de los podemistas, que podrían designar directamente a las personas que gestionarían las áreas que les sean encomendadas. Si los de Nacho Escartín aceptan la propuesta, finalizaría el "bloqueo" actual que podría acabar con un gobierno liderado por la derecha, con el apoyo de Vox, o en una repetición electoral.

Lambán reconoció que Podemos, con cinco ‘síes’ que son imprescindibles para su investidura, tiene derecho a "participar de la gobernanza de la Comunidad", pero siempre fuera del Consejo de Gobierno, como pidió el PAR. En su opinión, es posible "encontrar un equilibrio en la participación de todas las fuerzas políticas". No quiso concretar ni la tipología de cargos que estaría dispuesto a ofrecer, ni qué áreas se verían afectadas. Remitió, para ello, a la comisión de negociación que en las últimas fechas se ha reunido de forma "más cordial y fructífera". 

PSOE, Podemos, CHA y PAR, están obligados a hacer "cesiones" y a "anteponer el interés de los ciudadanos al de los partidos" para que salga adelante la investidura. Lambán puso como ejemplo a los socialistas, que están dispuestos a gestionar menos áreas que en la legislatura anterior a pesar de tener más parlamentarios.

Respecto a los "espacios de gestión" que podrían ceder a Podemos, la formación de Escartín podrá definir sus preferencias. Investidura y gobierno se negociarán al mismo tiempo porque "tan importante es la investidura como un compromiso de gobernabilidad para la Comunidad".

La oferta a la formación morada llegó acompañada de varias advertencias, que se resumen en una:  "Si hay un gobierno de derechas o se repiten las elecciones, Podemos tendría que dar muchas explicaciones a la sociedad aragonesa". Lambán acompañó el aviso con un nuevo llamamiento a la responsabilidad, al realismo, al sentido práctico de la política y al compromiso con los ciudadanos. Recomendó a sus "buenos amigos" de Podemos que eviten dar la sensación de que han invertido sus prioridades y los cargos se anteponen ahora a buscar soluciones a los problemas de la gente.

Y lanzó una advertencia más al sentenciar que los aragoneses no perdonarían que la izquierda desaprovechara la posibilidad que les brinda el PAR de conformar un gobierno moderado, pero capaz de impulsar medidas progresistas en igualdad, la agenda 2030, el cambio climático, el ICA o los comedores escolares, "temas que han sido bandera de Podemos".

Lambán explicó que en la primera reunión tras el 26-M que mantuvo, junto a Javier Sada, con Maru Díaz y Escartín, los podemistas solo marcaron dos líneas rojas: que no hubiera repetición electoral ni un gobierno de derecha. Por eso no entienden el bloqueo actual, que está "dando esperanzas y alas al PP y Cs".

La fecha de la investidura sigue en el aire, aunque en un pequeño lapsus el presidente en funciones se refirió a julio. Sí aclaró, sonriente, que se celebrará antes de que nazca su nieta, un alumbramiento previsto para el 20 de agosto, el mismo día que acaba el plazo.

Con un hermetismo absoluto recibió Podemos la oferta de Lambán. Escartín indicó vía Twitter que para lograr su apoyo el PSOE "debe negociar para garantizar una acción de gobierno que asegure la senda de la justicia social en Aragón". "En eso estamos, con humildad, sensatez y rasmia", dijo. Y una máxima discreción que contrasta con la retransmisión en directo de la negociación que utilizaron en 2015, cuando tenían 14 diputados (9 más) y una opción real de entrar en el gobierno.

El tiempo pasa y aumenta la preocupación de las entidades integradas en la Plataforma del Tercer Sector en Aragón (Cruz Roja, Cáritas, ONCE, CERMI, la Coordinadora Aragonesa de Voluntariado y la Red Aragonesa de lucha contra la pobreza), que esperan que el Ejecutivo se forme cuanto antes porque "las políticas sociales son muy necesarias y no pueden esperar". Solicitan al nuevo gobierno que mantenga su apoyo y que "defienda Aragón frente a intereses recentralizadores".

Etiquetas
Comentarios