Despliega el menú
Aragón

despoblación

Las regiones de Europa apoyan incluir la despoblación en las ayudas a la transición

La medida fue propuesta por Aragón para zonas afectadas por el cierre del carbón y de las térmicas.

Protestas en Andorra el 22 de enero durante la visita de la ministra Teresa Ribera
Protestas en Andorra el 22 de enero durante la visita de la ministra Teresa Ribera
Jorge Escudero

El Comité Europeo de las Regiones (CdR) dio este miércoles un importante apoyo a las demandas impulsadas por Aragón para obtener ayudas comunitarias para la transición energética con especial atención a las zonas despobladas, donde los efectos económicos y sociales del abandono de la minería del carbón y el cierre de centrales térmicas puede resultar especialmente grave, como es el caso de Andorra y toda la provincia turolense.

La Comisión de Medio Ambiente, Cambio Climático y Energía del CdR –la asamblea de los representantes locales y regionales de toda la UE–, aprobó este miércoles el dictamen para solicitar a las instituciones europeas y los Estados miembros que el nuevo presupuesto comunitario para la etapa 2021-2027 destine 4.800 millones de euros a facilitar la transición hacia un modelo energético verde en las regiones dependientes del carbón.

El citado comité también respaldó la subida del límite permitido de ayudas públicas para los proyectos relacionados con la transición energética en las zonas afectadas. El dictamen con estas dos propuestas, en el que Aragón introdujo en total 11 enmiendas, se aprobó en la reunión celebrada en Bucarest, en el marco de la presidencia rumana de la Unión Europea (UE) que termina este mes, y deberá ser refrendado en la sesión plenaria que este órgano consultivo de la Unión celebrará en octubre.

Al igual que Aragón, se beneficiarían de estas medidas las regiones españolas de Asturias, Castilla y León, Castilla La Mancha y el País Vasco.

Las 11 enmiendas impulsadas por Aragón, la mitad en cooperación con Asturias, inciden fundamentalmente en la necesidad de tener en cuenta los graves efectos económicos y sociales que la transición energética puede tener en todas aquellas zonas mineras que padecen además el problema de la despoblación. En este sentido, el documento aprobado ayer plantea redoblar la inversión en las zonas mineras "para mitigar los aspectos sociales y económicos negativos" de este cambio de modelo al desarrollo de nuevas energías limpias.

La Comunidad de los Pirineos

Por otra parte, el Comité Ejecutivo de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos (CPT) acordó este miércoles la puesta en marcha del Plan de Acción de la Estrategia Pirenaica (EPI), después de ratificar las tres primeras fases del proceso de participación en los territorios que integran el consorcio internacional. Este documento establece las prioridades de la cooperación transfronteriza para el desarrollo de los Pirineos hasta 2024. La CTP, presidida por Aragón y la que están País Vasco, Navarra, Cataluña, Aquitania y Andorra, está reunida en la localidad oscense de Aínsa.

Etiquetas
Comentarios