Aragón

INTERNET

Vistas aplazadas y notas a mano en el Juzgado de Guardia

El sistema de grabación Fidelius permitió que se realizaran la gran mayoría de juicios aunque hubo que suspender los que tenían previsto hacer con videoconferencias.

El fallo se detectó primero en los Juzgados de Guardia que no podían tomar declaraciones (salvo que lo hicieran a mano o en word) o hacer notificaciones.
El fallo se detectó primero en los Juzgados de Guardia que no podían tomar declaraciones (salvo que lo hicieran a mano o en word) o hacer notificaciones.
Freepik

Los primeros en detectar el fallo informático fueron los funcionarios que trabajan en el Juzgado de Guardia y prestan servicio 24 horas. En la noche del lunes ya comprobaron que el sistema operativo se había caído y que no podían hacer ningún trámite a través del sistema Avantius, lo que les impedía tomar declaraciones (salvo que lo hicieran a mano o en word) o hacer notificaciones. Ya por la mañana, los letrados de la Administración de Justicia recibieron un correo del jefe de servicio de infraestructuras explicando que se trataba de una avería originada en el centro de Walqa.

A consecuencia del problema técnico, el trabajo en los juzgados de Aragón estuvo prácticamente paralizado en lo que se refiere a instrucción de diligencias, citaciones, enviar notificaciones, expedir documentos... La mayoría de los juicios se celebraron, ya que el sistema de grabación Fidelius sí que funcionó, aunque hubo que suspender los que tenían previsto hacer con videoconferencias, como uno previsto en la Audiencia Provincial por estafa. 

Etiquetas
Comentarios