Aragón

26-M

Beamonte reclama su derecho a buscar "una alternativa a la izquierda radical"

El cabeza de lista del PP aseguró que comenzará a trabajar hoy mismo para cerrar un acuerdo con Cs, PAR y Vox

Beamonte fue felicitado por apoderados y simpatizantes
Beamonte fue felicitado por apoderados y simpatizantes
Guillermo Mestre

El PP reivindicó ayer su derecho a "construir un modelo diferente al de la izquierda radical que ha gobernado en los últimos cuatro años". La formación perdió cinco escaños y más de 46.800 votos respecto al resultado de 2015, pero evitó el sorpaso y podría sumar con Ciudadanos, PAR y Vox, un acuerdo que el candidato y presidente del PP aragonés, Luis María Beamonte, empezará a buscar hoy mismo.

"Los aragoneses se han pronunciado y han dicho que Aragón tiene una alternativa", aseguró entre gritos de ‘presidente’ y ‘te lo mereces’. La noche no comenzó bien para los populares, pero el ajustado recuento hizo que la seriedad inicial se transformara, ya pasada la medianoche, en euforia. El líder popular se comprometió a buscar un gobierno "que responda a los parámetros de la moderación, centralidad y sentido común", que respete a todos y no sea sectario.

"También tiene que desterrar los enfrentamientos con la ciudad de Zaragoza y cooperar por el interés general", añadió. Beamonte advirtió que "no hay nada fácil en esta vida". "Pero imposible tampoco. Nos tenemos que sentir satisfechos y prudentes. No es el día de decir lo que no hay que decir, pero tampoco de no disfrutarlo", manifestó.

La imagen, en todo caso, era completamente distinta a la vivida el 28 de abril. La palabra más repetida, y también la más importante era ‘sumamos’. "Ya teníamos ganas de votar y botar", se oía entre quienes se acercaron hasta el hotel Reina Petronila.

Las caras tristes de hace un mes dieron paso a los besos y los abrazos. Poco importaba que el resultado fuese inferior al de 2015 tanto en el Gobierno de Aragón como en el Ayuntamiento de Zaragoza. Diputados autonómicos, concejales, apoderados y simpatizantes no podían ocultar su alegría. "Este es el resultado de cuatro años de trabajo", decía una de las actuales concejalas del Consistorio.

Los candidatos se hicieron esperar y no aparecieron en la sala hasta que el escrutinio superó el 97%. La primera en hacerlo fue la senadora autonómica y expresidenta del PP Luisa Fernanda Rudi. Solo dos minutos más tarde, a las 0.54, lo hicieron el cabeza de lista al Pignatelli, Luis María Beamonte, el candidato al Ayuntamiento de Zaragoza, Jorge Azcón, y el presidente del PP-Zaragoza, Javier Campoy. "Hoy nos podemos ir satisfechos por el trabajo y el resultado", aseguró el primero. Y subrayó: "¡Hay mucho Partido Popular! ¡Mucho! Vamos a devolverle la ilusión a muchos aragoneses con un gobierno alternativo y diferente que piense en los intereses de todos".

Etiquetas
Comentarios