Despliega el menú
Aragón

educación

La DGA modifica algunos de los requisitos para acceder a sus becas universitarias

Hace cuatro años que implantó dos nuevas ayudas: una para aragoneses que estudian en una localidad diferente a la que viven y otras para incentivar la matrícula de másteres.

Estudiantes pasean por el campus de la plaza de San Francisco en Zaragoza
Estudiantes pasean por el campus de la plaza de San Francisco en Zaragoza
Guillermo Mestre

El próximo curso académico se cumplen cuatro años desde la entrada en vigor de dos nuevos tipos de becas para estudiantes universitarios: de movilidad y para másteres estratégicos. Estas ayudas, cuyo objetivo es facilitar el estudio de titulaciones universitarias, benefician a más de 1.000 jóvenes y tienen un presupuesto de unos 2 millones de euros. A lo largo de esta semana, el Gobierno de Aragón ha publicado algunas de las novedades que se implantarán para el curso 2019-2020.

Las becas de movilidad tienen como objeto facilitar el desplazamiento de aragoneses que estudian a más de 40 kilómetros de la universidad. Los alumnos reciben entre 750 y 1.150 euros dependiendo de la distancia que existe entre su domicilio y el campus en el que cursan sus estudios: aquellos que se tienen que trasladar entre 40 y 100 kilómetros reciben 750 euros, los que se desplazan hasta 200 kilómetros tienen 950 euros y los que deben recorrer mayor distancia cobran 1.150.

Para mantener estas cuantías, de las que este año se han beneficiado más de 900 alumnos, es necesario que el alumno supere, al menos, 42 de los créditos en los que está matriculado. En el caso contrario, se devolverá el dinero recibido. Pueden existir excepciones. Desde el próximo curso académico, se valorará que existan causas justificadas de accidente, fallecimiento o enfermedad grave de la persona beneficiaria o de alguno de sus familiares de primer grado (padres, hijos o cónyuge). En estos casos, el órgano concedente “podrá acordar el reintegro parcial de la ayuda”.

Esta cuantía se determinará de acuerdo al principio de proporcionalidad entre el momento en el que se produce el hecho causante, el grado de cumplimiento de las obligaciones y el importe de la subvención concedida. “Se busca contemplar las causas extraordinarios que puedan eximir de la devolución de la ayuda. Es algo que se debía detallar expresamente”, puntualizan fuentes del departamento de Innovación, Investigación y Universidad del Gobierno de Aragón.

Los requisitos también se han modificado. Hasta ahora se especificaba que la residencia familiar debía estar en un municipio diferente al del campus en el que está matriculado el estudiante, la renta de la unidad familiar se tenía que encontrar en determinados límites, la nota media del solicitante debía ser superior a cinco y tenía que estar matriculado en, al menos, 54 créditos. A partir del próximo curso también se detalla que el alumno no podrá participar en programas de movilidad nacional o internacional durante el periodo lectivo del curso académico.

Fuentes del departamento dirigido por Pilar Alegría puntualizan que con esta cuestión simplemente se está explicando de manera más clara la situación. “Lógicamente si el estudiante está en el extranjero o en otra universidad española ya no se desplaza al campus aragonés y, por lo tanto, puede optar a otras becas de movilidad”, especifican.

De hecho recuerdan que las ayudas para estudiantes Erasmus se han modificado para que sean compatibles con subvenciones concedidas por otras instituciones, cuyo importe puede ascender a un máximo de 500 euros. “De esa manera no se perderán becas convocadas por otras instituciones que podían llegar a ser rechazadas por los estudiantes para acogerse a las de Aragón”, recalcan. En el actual curso académico, más de 300 personas se han beneficiado de estas becas, cuyo importe es de 250 euros al mes hasta un máximo de siete. Todo ello es compatible con las cuantías del programa general.

Cambios en los másteres estratégicos

La otra gran apuesta del Ejecutivo autonómico fue la beca para la realización de másteres estratégicos. Tiene una cuantía de hasta 4.770 euros o lo que es lo mismo: 530 euros al mes (350 por el nivel de vida de España y 180 para los entornos desfavorecidos). El objetivo no es costear la matrícula sino que los estudiantes tengan una ayuda para hacer frente a los gastos derivados de los desplazamientos, alimentación y residencia. Más de 200 personas están becadas en el actual curso académico.

En este caso, según han confirmado desde el departamento de Innovación, Investigación y Universidad, sí que será compatible con la realización de programas de movilidad. “El objeto es no frenar la internacionalización de los estudiantes y favorecer los programas que permiten la obtención de una doble titulación internacional”, puntualizan. Al mismo tiempo explican que estas matizaciones para la próxima convocatoria buscan clarificar algunas cuestiones y mejorar el sistema de concesión. Todas estas ayudas van dirigidas a alumnos de la Universidad de Zaragoza y la Universidad San Jorge. Habitualmente el plazo para presentar las solicitudes comienza en verano. 

Etiquetas
Comentarios