Despliega el menú
Aragón

Las solicitudes de becas universitarias siguen al alza ante la rebaja de las exigencias académicas

Desde este año se elimina la necesidad de que los alumnos de primer curso tengan más de un 5,5 de nota media para pedir la beca del Ministerio de Educación.

La Universidad de Zaragoza estudia la implantación de dobles másteres.
Prueba de acceso a la Universidad de Zaragoza.
Oliver Duch

El número de alumnos de la Universidad de Zaragoza interesados en obtener una beca del Ministerio de Educación y FP continúa su tendencia ascendente, registrando cerca de 10.800 solicitudes para el curso 2018-2019. La crisis económica provocó que cientos de alumnos comenzaran a informarse sobre estas ayudas al estudio y se produjera el mayor incremento de peticiones. Sin embargo, en 2012, fruto de los cambios en los requisitos académicos (aumento de la nota media para acceder en primero a estas becas y del volumen de créditos aprobados para mantenerla), esta tendencia al alza se ralentizó un par de años. Desde entonces, los crecimientos son constantes.

“Este año se han unido múltiples factores que han propiciado que más estudiantes presentaran su solicitud”, señala Ángela Alcalá, vicerrectora de Estudiantes y Empleo de la Universidad de Zaragoza. Una de las principales diferencias radica en la nota media que deben tener los universitarios de primer año para solicitar esta ayuda. Hasta ahora se exigía un 5,5, mientras que a partir de este curso este requisito se rebaja al aprobado. “Esto permite que más alumnos estén en condiciones de ser beneficiarios, por lo que se incrementa la demanda”, puntualiza. Según los datos del campus público aragonés, más de 60 alumnos habrían obtenido esta ayuda en el curso 2017-2018 si hubieran existido las actuales condiciones. A todos ellos habría que sumar aquellos que, conocedores de la situación, ni siquiera presentaron la solicitud.

De hecho el estudio 'La Universidad Española en Cifras', publicado este miércoles por la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (Crue), pone en evidencia que alrededor de un 5% de los alumnos españoles son excluidos cada año de la posibilidad de ser beneficiarios de la matricula gratuita por presentar calificaciones inferiores al 5,5. Además, cerca de un 14% ven “limitadas” sus opciones de recibir la totalidad de las ayudas complementarias por no lograr una media de 6,5 puntos. Esta última medida se sigue manteniendo entre las condiciones académicas del actual curso universitario.

“Para este año, el Gobierno ha mejorado la situación económica de los beneficiarios: aumentado de 1.500 a 1.600 euros la cuantía fija que se recibe si se tienen las rentas más bajas”, explica Alcalá. En este umbral se incluyen las familias de tres miembros con unos ingresos netos anuales de 10.606 euros y de 13.909 si son cuatro personas. Asimismo se ha introducido la exención de tasas para los hijos de víctimas de violencia de género y se ha incluido una ayuda adicional para la excelencia, es decir, aquellos alumnos con una calificación media superior al 8 recibirán entre 50 y 125 euros al más. “Son pequeños cambios que conjuntamente mejoran las condiciones de los alumnos y hacen más factible el acceso a la universidad en condiciones de igualdad”, puntualiza Alcalá.

Al mismo tiempo recuerda que el volumen de estudiantes inscritos en el primer curso de la Universidad de Zaragoza ha aumentado por encima de los 6.000. “Este año también se ha constatado un incremento del alumnado matriculado en primer curso, por lo que hay más personas susceptibles de ser beneficiarias”, señala la vicerrectora de Estudiantes y Empleo.

Requisitos que se mantienen

A pesar de las mejoras de las condiciones económicas y académicas, todavía hay requisitos que persisten. Por un lado, se continúa exigiendo un 6,5 en la nota media para obtener los otros componentes de la beca dineraria durante el primer curso universitario. Además, perduran las condiciones para mantener la beca en el segundo curso y posteriores. Según los estudios que se estén cursando se debe tener un porcentaje de aprobados mínimo: en ciencias sociales, jurídicas, artes y humanidades es necesario aprobar el 90% de los créditos en los que están matriculados, mientras que esta cifra baja al 80% si se estudia alguna carrera de ciencias de la salud y al 65% si se está matriculado en una carrera de ciencias, en una ingeniería o en una arquitectura.

Continuidad de las becas de la UZ

Como alternativa para aquellos alumnos que no son beneficiarios de una beca ministerial (debido a que no cumplen los requisitos académicos o tienen unos ingresos ligeramente superiores a los permitidos), la Universidad de Zaragoza mantiene su propio sistema de ayudas, anteriormente denominado 'becas Rector'. Uno de los requisitos fundamentales para optar a ella es haber presentado la solicitud de las del Ministerio de Educación y Formación Profesional. En este caso, el campus público aragonés puede conceder la extinción de tasas y hasta un máximo de 600 euros para ayudas asociadas al estudio y de otros 600 para compensar la residencia en una localidad diferente.

Asimismo, es necesario destacar que tanto estas becas como las del Ministerio de Educación se complementan con las implantadas por el Gobierno de Aragón: una de movilidad y otra para incentivar el estudio de másteres estratégicos. En el primer supuesto, la ayuda que se recibirá va marcada por la existencia entre la vivienda del alumno y el campus en el que está matriculado: aquellos que se tengan que trasladar entre 40 y 100 kilómetros recibirán 750 euros, los que vayan hasta 200 kilómetros tendrán 950 euros y los que deban recorrer mayor distancia cobrarán 1.150. En el segundo, la ayuda económica puede llegar a 4.770 euros. El objetivo es que los estudiantes tengan unos ingresos para hacer frente a los gastos derivados de los desplazamientos, la alimentación y el alojamiento.

Etiquetas
Comentarios