Despliega el menú
Aragón

Turismo

Aragón estrena hoteles especializados en congresos, monumentos y vino

El nuevo decreto de la DGA que regula los establecimientos entró en vigor en agosto del año pasado y contempla hasta siete tipos distintos de alojamientos.

Reapertura de las visitas al Monasterio de Rueda en enero de 2018.
Reapertura de las visitas al Monasterio de Rueda en enero de 2018.
Raquel Labodía

Aragón ya cuenta con sus primeros establecimientos hoteleros especializados reconocidos por el Gobierno aragonés de acuerdo con el nuevo reglamento que regula el sector que entró en vigor a principios de agosto del año pasado. El Hiberus de Zaragoza goza de una doble distinción como hotel monumento y de congresos y eventos. Por su parte, el Tierra de Cubas, en Cariñena y propiedad de Bodegas San Valero, es uno de los primeros alojamientos enoturísticos con sus cuatro estrellas y cinco suites.

La categoría de monumento es la que, de momento, va camino de tener más éxito. El hotel Monasterio de Piedra está para inscribirse en esta tipología, según confirmaron fuentes del Departamento de Vertebración del Territorio de la DGA, del que depende la dirección general de Turismo. También formará parte de estos alojamientos cuando abra sus puertas la hospedería del Monasterio de Rueda, cuya gestión adjudicó Turismo de Aragón hace unos días.

Menos aceptación parece que está teniendo el ascenso de categoría. Solo dos hoteles, el zaragozano Hiberus y el Cascada de Alhama de Aragón, son ya cuatro estrellas superior. Para conseguir esta distinción es obligatorio cumplir el 70% de un largo listado de requisitos, como que el 50% de las habitaciones dobles, midan al menos 17 metros cuadrados (sin baño) o que la anchura de los pasillos sea de 1,60 metros. De momento, Aragón no cuenta con ningún hotel de gran lujo, una clase superior a la que solo pueden aspirar los que ya tienen cinco estrellas y por la que nadie se ha mostrado interesado hasta ahora.

Los hoteles aragoneses se pueden especializar por el tipo de clientes que tienen y el espacio geográfico en el que se encuentran en siete categorías: de montaña, familiar, deportivo, de congresos y eventos, enoturístico, monumento y rural. No obstante, existe la posibilidad de que, debido a la demanda, se pueda añadir alguna otra clasificación, una circunstancia que hasta ahora no se ha dado.

De la historia al minimalismo

En los nuevos hoteles monumento los hay desde enclaves históricos hasta lo más contemporáneo. El Monasterio de Rueda, de estilo gótico cisterciense, se empezó a construir en el siglo XIII y es único en Europa por la conservación de sus espacios. La Unión Temporal de Empresas Ayuzar Hotel Balneario de Ariño e Información Catalana Aragonesa gestionará esta hospedería por una década, aunque todavía no ha abierto sus puertas. La DGA espera firmar el contrato este mayo. Por su parte, el Monasterio de Piedra, habilitado dentro del antiguo monasterio cisterciense del siglo XIII, está declarado Bien de Interés Cultural.

Mientras, el hotel Hiberus es un inmueble moderno, diseñado por los arquitectos José Antonio Martínez Lapeña y Elías Torres, galardonados con el Premio Nacional de Arquitectura 2016. 

Etiquetas
Comentarios