Despliega el menú
Aragón

Medio Ambiente

La limpieza de Huesca mejora, mientras la de Zaragoza y Teruel empeoran levemente

Un estudio de la OCU recoge la opinión de los ciudadanos de los servicios de limpieza en 60 ciudades. Los oscenses son los españoles que más han aumentado su satisfacción en cuatro años. 

La afluencia de gente era notable ayer en Huesca
Según el estudio, Huesca está más limpia que hace cuatro años.
Javier Blasco

La limpieza de Huesca ha mejorado, mientras la de Zaragoza y Teruel han empeorado levemente en los últimos cuatro años. Estas son algunas de las conclusiones que recoge el estudio que ha llevado a cabo la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) sobre los servicios de limpieza municipales de 60 ciudades.

Los datos comparados revelan que la limpieza ha empeorado en 39 ciudades, ya que la valoración media que dan los usuarios ha descendido de 55 a 53 puntos. La mitad de las ciudades del estudio obtienen una valoración por encima de 50, el resto suspende. Huesca obtiene una puntuación de 64 puntos (lo mejor valorado en la escasa contaminación), mientras Zaragoza y Teruel se quedan con 49 y 45 puntos, respectivamente. En las tres ciudades aragonesas lo peor valorado es la suciedad ocasionada por los excrementos de los perros.

OCU realiza cada 4 años un estudio sobre la limpieza en las ciudades. Para su realización tiene en cuenta, por una parte, los datos proporcionados por los diferentes ayuntamientos (16 de ellos no han facilitado ninguna información) y de otra una encuesta a la que han respondido 5.260 vecinos en la que dan su valoración sobre diferentes aspectos relacionados con la limpieza de su ciudad.

En el estudio se han tenido en cuenta diversos parámetros como son el tipo de gestión, el presupuesto por habitante, los recursos empleados a partir de la información facilitada por los responsables municipales y se contrasta con la satisfacción que los vecinos tienen con la gestión de la limpieza en su ciudad y con aspectos concretos, como la situación de la limpieza en calles y aceras, el estado de parques y jardines, los excrementos animales, el entorno de los contenedores, la contaminación, y la limpieza en los barrios de la periferia.

Oviedo, la mejor valorada

Oviedo (79) es, una vez más la ciudad que obtiene la mejor valoración de la limpieza por parte de sus ciudadanos. Le siguen Bilbao (77), Vigo (76) y Logroño (74). Por el contrario, las ciudades de Cuenca (36) Alcalá de Henares (36) Alicante (34) y Jaén (31) son las que peores resultados obtienen. 

Si se comparan los resultados con los obtenidos en 2015, 39 de las 60 ciudades del estudio han obtenido una valoración más baja. De media, la satisfacción ha bajado de 55 a 53. La evolución ha sido dispar, 18 ciudades han mejorado la puntuación obtenida hace 4 años. Destacan Castellón con una mejora de 8 puntos y sobre todo Huesca, que ha aumentado en 12 puntos la satisfacción de sus vecinos. En el lado opuesto se sitúan Ávila y La Coruña, con 16 puntos, y sobre todo Guadalajara con una caída de 17 puntos. Zaragoza ha empeorado dos puntos respecto a 2015 y Teruel, uno. Respecto de las grandes ciudades, Barcelona (51) aprueba por la mínima, aunque ha perdido 8 puntos respecto a 2015. Madrid (39) obtiene un suspenso, aunque ha mejorado levemente en comparación con el ultimo estudio.

La situación geográfica y el clima pueden ayudar a la limpieza de las ciudades: las ciudades situadas en el noroeste tienen un índice de satisfacción superior, pero no lo garantiza. Hay sonoras excepciones como es el caso de La Coruña y Lugo. El mayor número de papeleras o los diferentes medios empleados (humanos, mecánicos) no tiene una correlación directa con la satisfacción de sus vecinos. Tampoco el presupuesto empleado, que va desde los 32 € por habitante de Gijón (68) a los 106 € de Barcelona (51). Zaragoza destina 61 euros y Huesca, 50. En Teruel no se han facilitado datos, según recoge el estudio. 

El modelo de gestión empleado, mayoritariamente con concesiones a empresas privadas, no determina una mayor satisfacción, pero sí tiene relevancia en el presupuesto municipal destinado a estas tareas: el gasto medio por vecino se eleva de media a 68 € cuando es gestionado por una empresa privada, frente los 48 € que destinan los ayuntamientos que lo gestionan de forma directa.

Del estudio de OCU se desprende que la presencia de excrementos animales en la vía pública, las pintadas y la suciedad en el entorno de los contenedores son los factores que más inciden en una valoración negativa por parte de los usuarios. En determinadas ciudades también preocupa la existencia de puntos negros (problemas con el botellón, mercadillos, o cierto abandono de barrios periféricos) aunque en relación con el estudio de 2015, un 11% menos de vecinos destacan la existencia de estos puntos negros.

Bilbao, la que más ha mejorado en 25 años

Una adecuada gestión de los servicios de limpieza sí tiene como efecto una mayor satisfacción de los ciudadanos. OCU ha comparado la evolución en los últimos 25 años. Bilbao es la ciudad que más ha mejorado en este periodo, con un aumento de 31 puntos en la satisfacción de sus vecinos. Le siguen Pontevedra y Vigo que han subido 19 y 17 puntos respectivamente. Todo lo contrario que La Coruña, Palma de Mallorca y Tarragona que han descendido en 19 puntos durante este periodo.

Por último, OCU señala que además de la buena gestión para mantener un alto nivel de satisfacción, es necesaria la colaboración de los ciudadanos, por ello cree que los poderes públicos deben promover una mayor educación para fomentar actitudes cívicas entre la ciudadanía. Al mismo tiempo OCU considera necesaria una mayor transparencia para conocer cómo se gestionan los recursos que los ayuntamientos destinan a la limpieza de las ciudades y poder explicar así, las grandes diferencias de presupuesto que unas y otras ciudades destinan a este servicio.

Etiquetas
Comentarios