Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Diez empresas se disputan la licitación de parques y jardines

El pliego se encuentra recurrido por tercera vez en el Tribunal de Contratos, pero no se ha paralizado el proceso.

Un operario de FCC, en el parque de José Antonio Labordeta.
Un operario de FCC, en el parque de José Antonio Labordeta.
Raquel Labodía

Diez empresas han presentado su candidatura para hacerse con uno de los contratos públicos más suculentos del Ayuntamiento de Zaragoza, el de mantenimiento y conservación de las zonas verdes y parques de la ciudad. En concreto, la licitación tiene un precio de salida de 68 millones de euros (IVA no incluido) para los próximos cuatro años.

El proceso llega envuelto en polémica, después de que los pliegos hayan sido recurridos hasta en tres ocasiones al Tribunal Administrativo de Contratos Públicos de Aragón (Tacpa). Las dos primeras, este organismo tumbó la propuesta del gobierno de ZEC, que tuvo que rehacer las condiciones de licitación. La tercera todavía está pendiente de resolución, pero el proceso no se ha paralizado cautelarmente, por lo que el Consistorio ha puesto en marcha los trámites de contratación.

De momento, diez empresas se han presentado al concurso: la unión temporal de empresas (UTE) Urbaser-Ideconsa, la actual concesionaria FCC, Valoriza, Gestión Ambiental Urbana, OHL Servicios Ingesan, Gruporaga, Agrícola y Forestal de Nerpio, Acciona, la UTE Vías y Construcciones-Agua y Jardín-Plantae Aragón, y Perica Obras y Servicios. Tras un requerimiento técnico que hizo la mesa de contratación a siete de los candidatos, todos pasaron el pasado lunes a la siguiente fase, la de valoración de los criterios evaluables de las ofertas.

Contrato prorrogado

Hasta que se adjudique la licitación del mantenimiento de los parques y jardines de Zaragoza, el servicio lo sigue prestando FCC por reconocimiento de obligaciones desde que caducó el anterior contrato en diciembre de 2017. Esta situación ha agudizado los des-encuentros con el gobierno de ZEC, que acusa a FCC de inflar las facturas que emite, por lo que ha dejado de abonarlas. La anterior concesionaria ha alertado de que esta decisión pone en riesgo el salario de la plantilla.

Etiquetas
Comentarios