Aragón

Aragón, un país de montañas

Senderismo

Ruta de Morata de Jalón a Chodes

Conocida por sus zonas de escalada, esta zona de la comarca de Valdejalón cuenta con un entorno de gran interés por sus singularidades geológicas 

Vista de Morata de Jalón desde el mirador del camino del Baldío.
Vista de Morata de Jalón desde el mirador del camino del Baldío.
Web del ayuntamiento de Morata de Jalón

Morata de Jalón, a 67 km de Zaragoza en dirección a Calatayud, es una localidad agrícola de la comarca de Valdejalón, que conserva en su casco urbano buenos ejemplos del barroco aragonés, especialmente en su iglesia parroquial de Santa Ana, levantada en el siglo XVII en la plaza del Palacio de los Condes de Argillo. Declarado Bien de Interés Cultural, el palacio fue construido siguiendo el ejemplo de los palacios barrocos italianos. En su monumentalidad llaman la atención detalles como un alero sostenido por figuras de atlantes y cariátides en la fachada y en su interior el “salón pintado” con su decoración de yeserías y pintura mural.

Más allá de su interesante patrimonio histórico, Morata posee con un entorno natural de gran importancia, especialmente por sus singularidades geológicas, entre las que cuenta con una zona de escalada de relevancia nacional. Proponemos esta excursión en la que disfrutar del paisaje kárstico de Las Torcas, por el que discurre el río Jalón tras dejar atrás Morata de Jalón. Se trata de un recorrido de 9 km, y unas 2 h 30 de duración, durante las que se salva un desnivel de 150 m, , por el paraje conocido como Las Torcas, en Chodes, desde donde veremos formaciones muy curiosas como la peña Agujereada. Comenzamos el recorrido en Morata de Jalón y desde ahí nos introducimos por el camino que nos lleva hacia el cementerio. Lo pasamos y continuamos hacia la mole rocosa del Sillón del Rey, donde en una bifurcación tomamos el camino de la izquierda. Un poco más adelante, encontramos otra bifurcación y cogemos la opción de la derecha. Caminamos en sentido ascendente en un paisaje dominado por olivos, a medida que nos aproximamos a la peña del Reloj. Bordeamos la peña y llegamos a los sorprendentes pináculos calcáreos. Tras haberlos visto, descendemos haciendo zig-zags hasta la zona de aparcamiento de escaladores.

A partir de aquí el camino se transforma en senda, la cual discurre próxima a las paredes calcáreas de la peña Coñeriza, a las que se acercan muchas personas a escalar por las numerosas vías. También, al tiempo que caminamos por la ribera del Jalón, disfrutamos de las curiosas formas de la roca, como el conocido Puente de Roca. A la altura de esta formación rocosa se toma una casi inapreciable senda que lleva a la estación de aforo, lugar donde se toman mediciones de caudales del río, y que en esta ocasión nos sirve para cruzar el río Jalón.

Sin cruzar las vías del tren, en la explanada que se usa como aparcamiento de coches, tomaremos el camino que sale a la derecha, paralelo al río y bajo las paredes del macizo de Alí llegaremos a una chopera, en la que sale una senda que sube hasta el túnel del ferrocarril, lugar en el que se encuentran los restos de una necrópolis tardorromana y punto de regreso hasta el aparcamiento.

Tras cruzar las vías del tren donde continuamos el recorrido que lleva hasta el casco urbano de Chodes. Pasamos por una zona donde abundan los almendros y más adelante, junto a una cantera de yeso. Finalmente, llegamos al pueblo de Chodes, situado a orillas del río Jalón, a 416 metros de altitud. De la localidad destaca la plaza ochavada, declarada Bien de Interés Cultural en 2001, y en torno a la cual se organiza el resto del casco urbano. La iglesia parroquial está dedicada a San Miguel y es de estilo barroco. El antiguo emplazamiento de la localidad se encuentra en una montaña próxima, donde todavía se conservan los restos de un castillo. Desde la calle de la Panadería comenzamos el camino de regreso a Morata de Jalón.

Etiquetas
Comentarios