Despliega el menú
Aragón

¿Cómo funcionan los dobles grados?

La Universidad de Zaragoza ya cuenta con tres programas conjuntos. Está prevista la puesta en marcha de uno más para el curso 2019-2020.

Estudiantes en la biblioteca de la Facultad de Económicas
Estudiantes en la biblioteca de la Facultad de Económicas
José Miguel Marco.

La Universidad de Zaragoza ha aprobado esta semana la implantación de un nuevo doble grado: Nutrición Humana y Dietética y Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (NUDE). Con este ya son tres los programas conjuntos oficiales que oferta el campus público aragonés, aunque también tiene la posibilidad de compaginar el estudio de otras dos titulaciones a la vez. De este modo, serían cuatro “titulaciones dobles” los que se podrían cursar entre Zaragoza y Huesca.

En la actualidad no existen unos criterios homogéneos a la hora de implantar estos títulos. De hecho, la propia Universidad de Zaragoza establece un número de créditos diferente en cada uno de los programas. El nuevo NUDE (en el que se podrán matricular a partir del curso 2019-2020) tiene un total de 414 créditos. Aunque se pueden reducir a 402 si se cursan optativas reconocidas en ambos grados. En Física y Matemáticas (Fismat) los alumnos deben aunar su esfuerzo en menos tiempo: la duración estipulada es de 10 semestres (5 cursos académicos) con 400 créditos ECTS que pueden menguar hasta los 370.

En un punto intermedio se encuentra el doble grado más antiguo del campus público, conformado con las titulaciones de Derecho y Administración y Dirección de Empresas (DADE). Este programa lleva impartiéndose desde el año 2001 y consta de 11 semestres, o lo que es lo mismo, cinco años y medio de carrera. El campus público aragonés también cuenta con un doble grado consecutivo, que integra las titulaciones de Ingeniería Agroalimentaria y del Medio Rural (con mención en Industrias Agrarias y Alimentarias) y el grado en Ciencia y Tecnología de los Alimentos. La idea es que el estudiante pueda acceder a esta doble titulación cuando haya aprobado, al menos, 180 créditos de una de estos grados. De este modo, de la segunda carrera solo deberá cursar 120 créditos, además de finalizar los que le queden de la primera. En total serán 360 créditos.

La razón de estas diferencias se encuentra en la naturaleza de las propias carreras. Cuando se tratan de grados con más asignaturas en común, estas se pueden compaginar más fácilmente. Por el contrario, respecto a la nueva titulación, NUDE, el propio vicerrector de política académica del campus público explicó que es un grado más largo de lo habitual “porque son profesiones reguladas que exigen una serie de requisitos legales”.

El número de vacantes que se ofertan también es dispar. La más antigua, DADE, ofrece 80 plazas cada año; mientras que las recién implantadas solo llegan a 10. Al tratarse de una nueva apuesta, desde el campus público prefieren ser cautos y empezar con grupos pequeños; aunque la perspectiva es ir aumentándolos. Por su parte, el doble grado consecutivo también tiene un número reducido de opciones. Este curso podrán acceder seis estudiantes de Ciencia y Tecnología de los Alimentos y una decena correspondientes a la Ingeniería Agroalimentaria.

A pesar de que la configuración y plazas son diferentes, hay algo que caracteriza estas nuevas opciones de estudio: sus elevadas notas de corte. El programa conjunto de Física y Matemáticas se implantó en el curso 2017-2018 y se ha convertido en la titulación que mayor calificación de acceso exige. El alumno con menor nota que se matriculó en el proceso de admisión del curso 2018-2019 tenía un 13,429. En DADE, con más vacantes y más años de funcionamiento, la nota de corte no es tan elevada. No obstante, sigue situándose entre las más altas: 11,991. Respecto a la útlima propuesta, NUDE, todavía se desconoce cuál será el interés que despertará, puesto que es la primera vez que se pone en marcha en España.

Observando las notas de corte de otras comunidades, se puede comprobar que la tendencia habitual es que estas dobles titulaciones se disputen a los alumnos más aventajados. Compitiendo con otras carreras que tradicionalmente han tenido una alta demanda como Medicina, Veterinaria, Biotecnología, Física o Fisioterapia. Así, el doble grado de Matemáticas y Física de la Complutense de Madrid tuvo la calificación de acceso más elevada del proceso selectivo: 13,773. Esta situación se repitió en la Universidad de Santiago de Compostela (13,330) y en la Autónoma de Barcelona (13,318). También ha tenido un gran éxito el grado en Ingeniería Informática y Matemáticas de la Complutense de Madrid, con una nota de acceso de 13,211.

De hecho, esta propuesta es la última lanzada por el campus público aragonés, que aspira a poner en marcha el programa conjunto de Matemáticas e Ingeniería Informática en los próximos cursos académicos. Según confirman desde el vicerrectorado de Políticas Académicas, el diseño de esta titulación está terminado a expensas de la revisión final, sin embargo, "la tramitación administrativa podría retrasarlo y hacer que no lleguemos al curso que viene".

Este programa también funciona en la Autónoma de Madrid (con una nota de corte de 12,834), en Santiago de Compostela (12,918),  en la Rey Juan Carlos (12,544) y en las universidades de Barcelona (12,25), Granada (11,947), Murcia (12,306) y Valladolid (9,447).

La USJ apuesta por los dobles grados

La Universidad San Jorge también lleva un tiempo apostando por los dobles grados. En la escuela de Arquitectura y Tecnología hay dos: Bioinformática e Ingeniería Informática (339 créditos) y Diseño y Desarrollo de Videojuegos con Ingeniería Informática (333 créditos divididos en cuatro años de titulación). Este último es el más nuevo y, según destacan desde la Universidad San Jorge, en la actualidad hay 70 alumnos matriculados. En Ciencias de la Salud han unido el grado de Bioinformática con el de Farmacia (420 créditos), mientras que en Comunicación y Ciencias Sociales ofertan el doble grado de ADE con Derecho (405 créditos) y el de ADE con Marketing. 

Otra apuesta es la inclusión de un estudio propio sobre Competencias digitales para la Comunicación que se une a todas la carreras de esta rama: Periodismo, Comunicación Audiovisual, Publicidad y Relaciones Públicas y Traducción y Comunicación Intercultural. Asimismo, la USJ oferta dobles grados internacionalidades, compuestos por tres años en su campus, uno en una universidad socia (siempre de Reino Unido) y otro en la USJ. Estas opciones existen para alumnos de Publicidad y Relaciones Públicas, Periodismo, Traducción y Comunicación Intercultural, Comunicación Audiovisual, Administración y Dirección de Empresas e Ingeniería Informática.

La mayoría de estos programas se ponen en marcha con el objetivo de que el estudiante tenga una mayor formación y amplíe sus posibilidades laborales. De hecho, todas estas titulaciones responden a las necesidades del mercado laboral, donde la ingeniera, la bioinformática, la programación y la creación de videojuegos son los sectores en alza. "En la encuesta que realizamos entre los exalumnos de la promoción de 2017, no hay ningún egresado en Ingeniería Informática que esté en el paro", puntualizan desde la USJ. Lo mismo ocurre con perfiles similares como los correspondientes a las ciencias puras: Matemáticas, Física y Química. Por su parte, en el ámbito de las Ciencias Sociales se tienden a juntar una titulación más genérica como ADE con otras más especializadas: Derecho, Marketing o similares.

De hecho, mientras que las universidades de Aragón todavía están afianzando la implantación de dobles grados; en otros puntos del país ya se ha llegado a poner en marcha los triples grados. Esto ocurre en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, donde se imparte el triple grado en Filosofía, Ciencia Política y Economía. Tiene una duración de 474 créditos (o lo que es lo mismo, siete años), que se dividen en unos 70 por curso académico.

Etiquetas
Comentarios