Aragón

Javier Salvador: catorce años de cárcel y dos asesinatos machistas

Este constructor, de 50 años, acabó este jueves con su vida en Teruel. En su vivienda de Zaragoza ha aparecido muerta su abogada, con la que mantenía una relación sentimental.

Logo contra la violencia de género
Logo contra la violencia de género

José Javier Salvador Calvo, dueño de la vivienda en la que ha aparecido muerta una mujer, fue condenado por matar a su esposa, Patricia Maurel, en 2003. La misma noche del asesinato Salvador Calvo se trasladó desde La Puebla de Híjar hasta Teruel para entregarse a la policía.

Patricia Maurel, de 29 años y madre de tres hijos, recibió once disparos con un rifle del calibre 22 y su cadáver fue encontrado en un descampado cercano a la población en la que residía. .

Según publicó HERALDO DE ARAGÓN en 2003, la última vez que la joven fue vista con vida fue el jueves por la tarde en “El Brillante”, un bar de la calle Mayor. A las 20.00, Patricia había quedado con el resto de los compañeros del Partido Popular para ultimar algunos detalles. Media hora más tarde, la furgoneta de su marido se detenía frente a la puerta del establecimiento y hacía sonar el claxon. Tras intercambiar unas palabras con él, la mujer dijo a sus acompañantes que regresaba “en dos minutos” y se montó en el vehículo. Al ver que Patricia no volvía, la presidenta del comité local del PP, Mercedes Royo, la llamó varias veces a su teléfono móvil, pero no contestó.

Sobre las 21.00, José Javier Salvador llamó a su hermana, que vive en la localidad zaragozana de Alborge. Al parecer, estaba bastante nervioso, por lo que ésta no entendió si le decía que había matado a su mujer o que la iba a matar. Preocupada, telefoneó inmediatamente a casa de los padres de Patricia. Tras intentar contactar con la joven sin resultado, la familia se puso en contacto con la Guardia Civil, que organizó un dispositivo de búsqueda.

Poco más tarde, el turismo del constructor, un BMW de color azul, era localizado en el aparcamiento de “La venta de La Panolla”, un restaurante próximo a Alcañiz. El coche estaba cerrado, pero tenía las llaves puestas. Sin embargo, nadie había visto ni al hombre ni a su esposa. Los bomberos rastrearon el canal de La Estanca, próximo a la zona, pero tampoco encontraron ninguna pista de la pareja.

El constructor confesó ante la Policía que había acabado con la vida de su esposa y que su cadáver se encontraba en un campo de cultivo del camino de Samper a La Puebla de Híjar . La Guardia Civil localizó a la víctima sobre las dos de la madrugada del viernes. Su cuerpo yacía en el suelo con once impactos de bala: dos en la cabeza, tres en la zona pectoral izquierda, uno en el brazo izquierda, uno en la clavícula y cuatro en la zona dorsal.

Tras este caso de violencia de género, Salvador Calvo fue condenado a 18 años por un tribunal popular en la Audiencia Provincial de Teruel, una condena que confirmó posteriormente el Tribunal Superior de Justicia de Aragón. El constructor se encontraba en libertad provisional desde enero de 2017.

Ahora, 16 años después, la Policía Nacional ha encontrado el cadáver de R. S., de 47 años, en la vivienda que Salvador Calvo tiene en Zaragoza, ubicada en la calle Pradilla del barrio de San José. Fue el marido de la víctima el que en la tarde del jueves denunció su desaparición. Posteriormente, alrededor de las 4.00 de este viernes, la Policía Nacional descubrió el cadáver en casa de Salvador Calvo, su antiguo defendido y con el que actualmente mantenía una relación personal. En esa misma madrugada, el constructor acabó su vida en Teruel.

Consulta más noticias de sucesos aquí.

Etiquetas
Comentarios