Aragón

Gastronomía

Los pasteleros aragoneses venderán unos 600.000 roscones de reyes

La última de las grandes celebraciones familiares de la Navidad cierra unas fechas en las que se consume más dulce.

El Roscón de Reyes es uno de los dulces más suculentos de la Navidad.
El Roscón de Reyes es uno de los dulces más suculentos de la Navidad.

Las pastelerías de Aragón venderán unos 600.000 roscones de reyes para celebrar esta festividad, que es la última de las grandes celebraciones familiares de la Navidad y que cierra unas fechas en las que se consume más dulce.

"Las ventas van muy, muy, muy bien y la previsión es que será mejor que el pasado año que ya fue mejor que el anterior", ha descrito el presidente de la Asociación de Pasteleros de Zaragoza y Provincia, Ramón Sorroche.

"En la pastelería, durante todas las Navidades la ventas son buenas. Llevamos toda la semana vendiendo roscones", ha aseverado.

El roscón más demandado es el de tamaño medio, entre 8 y 12 raciones porque "se celebra en familia y se prefiere comprar más grande para que se pueda repetir", ha contado. No obstante, cada pastelería hace sus propios modelos y se pueden encontrar desde las dos raciones hasta las 20, pero de encargo.

"Alegría"

"Las personas no miran el precio, eligen el roscón por el tamaño según los comensales. Normalmente se compra más grande para que nadie se quede con ganas de más. Hay más alegría".

La receta clásica y con "productos de calidad" también es la más demandada y los ingredientes son harina, agua, huevos, anís, agua de azahar, naranja, limón, "buena mantequilla" y el relleno "de excelente nata natural, que es lo principal", ha remachado.

"Lo importante son las materias primas, que sean de alta calidad para que la gente repita y estén con ganas de que llegue el tiempo de comer roscón por eso llevamos una semana vendiendo".

Ha reconocido que hay establecimientos que van innovando y algunas tendencias van cambiando porque antes estaban rellenos solo de nata y ahora se combina crema y nata; crema y trufa; y los especiales de hojaldre. Cada pastelero hace sus propias creaciones, es muy personal y los hay con fresas o tiramisú, pero son las minoría. En estas fechas se tira más a lo clásico", ha reiterado.

Etiquetas
Comentarios