Despliega el menú
Aragón

La unión que hace más fuertes

Aldelís es la nueva marca con la que la aragonesa Aves Nobles y Derivados y el grupo Padesa, al que pertenece, unifican sus productos para ganar volumen en los mercados.

Miguel Botaya, director general de Aves Nobles y Derivados, en la presentación de la nueva marca.
Miguel Botaya, director general de Aves Nobles y Derivados, en la presentación de la nueva marca.
A. N. D.

La empresa aragonesa Carnes Nobles y Derivados, dedicada a la producción de elaborados de pollo y pavo, y el grupo catalán Padesa, centrada en la producción de pollo y pavo en fresco y en el que está integrada desde hace más de 20 años, caminan ahora más unidos que nunca. Dejan atrás sus respectivas marcas, Casa Matachín y Padesa, para pisar con fuerza en los mercados bajo una misma denominación, Aldelís, el nombre que fusiona todos los productos del grupo empresarial "para ganar volumen, mejorar el conocimiento de ambas marcas por parte de los consumidores y unificar el canal de comunicación de los mismos", explica el consejero delegado de Padesa, José Ramón Centelles.

Dirigida a "todas aquellas personas que disfrutan comiendo y cuidando su alimentación", Aldelís es, en palabras del director general de Aves Nobles y Derivados, "una marca más moderna, más innovadora, más fresca", con la que, señala Botaya, "seguiremos trabajando para mantener el liderazgo de Casa Matachín, la marca de su sector más consumida en el mercado". Un argumento que Botaya justifica detallando que sus productos están presentes en 10.000 puntos de venta y 2,5 millones de hogares.

Pero Aldelís, asegura el responsable de la firma aragonesa fundada por Miguel Botaya, es mucho más. Porque "hay que adaptarse a las nuevas exigencias de los mercados y de los consumidores" y estos piden calidad y buen precio, pero también bienestar animal y que la producción sea sostenible y respetuosa con el medio ambiente. Por eso la nueva marca, que ya ha comenzado a implantarse, será una realidad total en enero de 2019, y llegará acompañada de otras novedades que refuerzan el compromiso del grupo empresarial por el cuidado medioambiental. Así, detalla Botaya, los productos de esta empresa lucirán en los lineales con una nueva bandeja transparente que permite un mejor reciclado y el tamaño de su etiqueta será un 18% inferior para conseguir de esta modo una importante reducción de papel.

Pero, Aldelís es también servicio al cliente, que muestra cada vez con más intensidad su preferencia por los productos "naturales, de proximidad, y que le hagan la vida más fácil". Por eso, su nuevo etiquetado habla de una producción controlada en las 325 granjas en las que el grupo cría a sus aves, de la mano de Padesa. Y muestra además los diversos ingredientes de calidad utilizados para cada receta gastronómica que utiliza Aves Nobles.

Importantes inversiones

"Esta apuesta conlleva una inversión importante", destaca Centelles, que asegura que la nueva denominación comercial es mucho más que una marca. "Es la transformación de un gran grupo empresarial", señala el consejero delegado de Padesa, que se muestra satisfecho del camino recorrido junto a Aves Nobles y Derivados desde que decidiera el grupo "dar el sí a Aragón" de la mano de la familia Botaya.

Prueba de la confianza que se merece la empresa aragonesa, «que cuenta con las líneas más avanzadas de productos elaborados» es la inversión superior a los 20 millones que el grupo, de origen catalán, ha insuflado a Aves Nobles y Derivados para levantar una nueva planta situada en la Plataforma Logística de Zaragoza. Las instalaciones, en pleno proceso de construcción y que está previsto que estén operativas en septiembre del próximo año, ocupan una superficie de 25.000 metros cuadrados sobre una parcela de 50.000 metros cuadrados. Dotadas de las más modernas tecnologías, la planta albergará la actividad de almacenaje, logística y frío de la firma aragonesa, a la que el constante crecimiento de sus ventas y la necesidad de disponer de mayor capacidad de producción ha dejado pequeñas sus instalaciones de Mercazaragoza. Con estas instalaciones, la empresa zaragozana, que emplea a 550 trabajadores, crecerá en volumen de producción, pero también en eficiencia -permitirá organizar los procesos productivos- y en plantilla, ya que está prevista la creación de otros 150 empleos.

Más información en el Suplemento Heraldo del Campo

Etiquetas
Comentarios