Despliega el menú
Aragón

Tercer Milenio

Innovación que limpia el agua de la agroindustria

El clúster aragonés del agua (Zinnae) y la empresa bilbilitana Taisi forman parte de un grupo operativo que trabajará en sistemas de depuración avanzada.

Depósito de regeneración de agua de Sitra, firma de ingeniería que participa en el grupo operativo Oxal.
Depósito de regeneración de agua de Sitra, firma de ingeniería que participa en el grupo operativo Oxal.
Heraldo

Las normativas cada vez exigentes y la necesidad de producir con respeto hacia el medio ambiente obligan a la industria a innovar para reducir los residuos que genera su actividad. Y la agroindustria no es ajena a esta circunstancia, a la que quiere dar respuesta el grupo operativo Oxal, creado con el objetivo fundamental de desarrollar un innovador y pionero sistema de tratamiento de aguas residuales para las empresas del sector agroalimentario. El proyecto ha centrado el foco especialmente en la industria de procesado de fruta, en la que «la eliminación de compuestos derivados del azufre supone un reto importante que es preciso abordar desde nuevos enfoques tecnológicos que permitan la sostenibilidad de la actividad y del sistema de depuración», recoge en el proyecto.

Aragón está presente en este grupo operativo, nacido al calor de Programa Nacional de Desarrollo Rural 2014-2020, que cofinancia la Unión Europea, en el que acaba de ser seleccionado. Porque en Oxal participa Zinnae, el clúster aragonés del agua, y la empresa bilbilitana Taisi, dedicada a la fabricación de conservas de fruta. Como socio está también el grupo CRA, instalado en Albacete y dedicado a la fabricación de concentrados y zumos frescos de uva, y la firma de ingeniería Sitra, que desarrolla, construye y explota plantas de tratamiento de aguas de aporte y potabilización. Pero en él también colabora la Universidad Politécnica de Valencia.

«Hasta ahora lo que hemos hechos es conocer las necesidades de esta industria y analizar las posibles soluciones», explica Marisa Fernández, gerente de Zinnae, que detalla que todas estas innovaciones nacen de la necesidad de la industria de ser más eficiente «tanto económicamente como medioambientalmente».

Fernández explica que al tratarse de un proyecto de ámbito nacional «permite aunar esfuerzos», porque favorece la colaboración entre empresas que se enfrentan a la misma problemática.

Oxal, que se encuentra en la fase más incipiente -la redacción del proyecto- espera conseguir el visto bueno de la Administración central para comenzar con su trabajo, en el que se prevé «diseñar una depuración «mas avanzada» de las aguas residuales, explica la representante de Zinnae, que detalla que el proyecto «permitirá definir así ensayos a escala laboratorio y escala piloto para demostrar nuevas tecnologías eficaces contra estos compuestos».

Fernández señala, además, que para ello Oxal, que tiene marcado carácter innovador, camina en el desarrollo de nuevos componentes que contribuyan a una más adecuada depuración, pero también puede utilizar tecnologías ya existentes, aunque eso sí, «habrá que adaptarla a las necesidades de esta agroindustria en particular».

Webinar

Una de los primeras actuaciones realizadas por el grupo operativo Oxal se concretará el próximo 27 de septiembre con una Webinar (conferencia o seminario en formato vídeo que se imparte a través de internet) en la que José Antonio Mendoza, del instituto universitario de Seguridad Industrial, Radiofísica y Medioambiental (Isirym) de la Universidad Politécnica de Valencia, y Javier Donato, director de soluciones industriales y tratamiento Ambientales (Sitra), expondrán y darán a conocer la problemática asociada a los compuestos del azufre y las claves para la gestión de las aguas residuales en la industria agroalimentaria. Un encuentro digital «que ha despertado mucho interés» a tenor del número de inscripciones, señala Fernández.

Más información en el Suplemento Heraldo del Campo

Etiquetas
Comentarios