Despliega el menú
Aragón

Lambán insiste en que cerrar la central de Andorra antes de 2020 sería una transición energética "injusta"

Se ha referido a la comparecencia que la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, efectuó en el Congreso, en donde destacó su objetivo de aparcar el carbón como fuente energética.

Imagen de la central térmica de Andorra
Los sindicatos alertan ante un posible adelanto de los planes de cierre de la central de Andorra
María Quílez

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, se ha mostrado hoy de acuerdo con la "descarbonización" por la que aboga la ministra Teresa Ribera, pero ha insistido en que el cierre de la central de Andorra antes de 2020 "sería de todo menos unos transición energética justa; sería injusta".

Lambán se ha expresado con estas palabras durante los actos que tienen lugar en Torla (Huesca), adonde ha acudido el Rey para protagonizar el evento central de los actos de conmemoración del Centenario del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

En declaraciones a los medios, se ha referido a la comparecencia que la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, efectuó en el Congreso, en donde destacó su objetivo de aparcar el carbón como fuente energética debido a los altos índices de contaminación que genera y a sus costes elevados.

Para el presidente aragonés, la ministra "no dijo ayer nada nuevo" por cuanto incidió en que después de 2030 no puede haber en España ninguna central térmica.

Aunque según sus palabras puede tener "alguna discrepancia", en líneas muy generales, con la visión de la ministra, y más en una época condicionada por el cambio climático, el presidente de Aragón ha recalcado hoy que sí está en desacuerdo con que se pueda prescindir del carbón en el mix energético nacional "a corto y medio plazo".

Ha revelado Lambán que habló con la ministra y que ambos concertaron que hay que "acomodar la transición energética que ella dice justa" a los "términos reales de justicia" que se dan en los territorios, en este caso la zona turolense de Andorra, donde funciona una central térmica.

Tal y como ha afirmado, "ella es consciente de que no se puede hacer un planteamiento general para toda España porque cada región o comarca tiene su propia problemática".

En un contexto, por tanto, en el que el Ministerio y las administraciones y agentes sociales de los territorios afectados deben ponerse de acuerdo sobre cómo encauzar dicha transición, Lambán ha transmitido a Ribera "la disposición de Aragón a colaborar en una transición justa".

Y esa transición consiste en fijar un plazo de cierre de la central de Andorra con el horizonte en el año 2030; mientras tanto, es "esencial" buscar economías alternativas, ha dicho.

Según su versión la ministra "ha accedido" a este planteamiento, por lo que el presidente aragonés se ha congratulado de que los actores concernidos por el futuro de le central de Andorra puedan sentarse en el Ministerio para delimitar los ritmos y aspectos de dicha transición.

Etiquetas
Comentarios