Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

2.900 millones en 20 años: el coste en infraestructuras mal planteadas en Aragón

Un informe de la Asociación de Geógrafos pone cifras a los gastos inadecuados en infraestructuras en toda España. Aragón se sitúa como la cuarta con más gasto.

Las máquinas están levantando parte del andén para acometer la adaptación de una de las vías
La estación de Tardienta es una de las obras cuestionadas en el estudio.
Javier Broto

Estaciones por las que no para el tren, embalses que quedan infrautilizados, aeropuertos que apenas reciben pasajeros. Algunas de las infraestructuras anteriores a la crisis quedarán marcadas para siempre como reflejo de una época donde el gasto público se ejercía con mayor ligereza. Pero, ¿cuánto dinero se ha empleado en todas estas obras que habían nacido sobredimensionadas o mal planteadas?

La Asociación de Geógrafos ha puesto cifras en un informe llamado 'Aproximación a la geografía del despilfarro en España: balance de las últimas dos décadas', elaborado por expertos de nueve universidades. Su conclusión es que durante el periodo 1995-2016 se malgastaron algo más de 81.000 millones de euros en infraestructuras en todo el país. Por este 'derroche', los investigadores entienden tanto el dinero perdido por casos de corrupción, obras mal planteadas, sobrecostes, o priorizar inversiones que no eran del todo necesarias.

De todo este dinero, la mitad corresponde a la Administración central del Estado (45.920 millones), y a su vez la mitad de ellos en obras y líneas de AVE. Después, el gasto se reparte entre autonomías y ayuntamientos, con un montante adjudicado a Aragón de 2.978 millones. Aragón es, según este informe, la cuarta comunidad donde más obras inadecuadas se han efectuado, por detrás de Cataluña, la primera de forma destacada con 9.160 millones, Madrid (7.723) y la Comunidad Valenciana (5.936).

Entre líneas de AVE, aeropuertos y depuradoras

El estudio hace un recorrido por varias obras saldadas con sobrecostes, según el estudio, por diversos motivos en todo el país. En algunos incurre la mala planificación, los casos delictivos que han salido a la luz en los últimos años, pero también la salida a concurso “con presupuestos ajustados” que después han aumentado sin remedio.

En lo referente al AVE, los geógrafos encuentran que la línea Madrid-Barcelona con parada en Zaragoza tuvo un gasto extra superior a los 8.000 millones, principalmente en la creación de accesos en la parte catalana. En Aragón sin embargo se encuentra también su ramal con Huesca, con un coste de 221 millones de euros que tiene su máximo ejemplo en la estación de Tardienta, donde el tren no puede alcanzar su velocidad punta y que además obligó a cerrar las conexiones del pueblo con otras líneas, una situación que se está remediando ahora en 2018 con nuevas obras.

Sin salir de la provincia del norte de Aragón, el aeropuerto de Huesca, históricamente uno de los menos aprovechados y con un coste de 45 millones, es otro de los puntos del “despilfarro” que sitúa el informe en la Comunidad, donde no obstante también se avala la ventana de oportunidad que se ha abierto en el aeródromo de Teruel como parking de reparación de aviones.

En materia de agua Aragón encuentra otro de sus grandes agujeros. Lo protagoniza principalmente el plan de depuradoras de Aragón, un proyecto iniciado en 1993 con un presupuesto inicial de 347 millones y del que solo se cumplió en un 10% debido al desvío de financiación a nuevas obras. El embalse de La Loteta, con un coste de 86 millones y que ya fue fiscalizado en Aragón por el Tribunal de Cuentas, es otra de las infraestructuras sobre las que se pone el foco. Sin embargo, en materia hídrica, el gran agujero a nivel nacional está en el plan de desaladoras del levante español, con un coste de más de 2.000 millones.

En Zaragoza capital, el estudio define como una “caja vacía” buena parte de las obras creadas a raíz de la Expo que este año celebra 10 años. Especialmente se fija la atención en la Torre del Agua, que costó más de 50 millones y que a día de hoy sigue inutilizada por su compleja arquitectura. El tranvía de la capital, cuya auditoría realizada por el Ayuntamiento el año pasado señaló la existencia de 31 millones empleados sin “clara justificación”, también tiene mención, además del gasto en mantenimiento y distintos proyectos nunca iniciados en el Teatro Fleta, una de las mayores cicatrices de la ciudad.

Por último, en Teruel, los geógrafos recogen el gasto en 67 millones de euros en Motorland Teruel, un proyecto que si bien ha dado difusión, ha originado pérdidas en los últimos años.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión