Despliega el menú
Aragón

Heraldo Saludable

Las farmacias se quedan sin Adiro hasta finales de julio

Los profesionales reconocen que el medicamento anticoagulante llega con cuentagotas, pero insisten en que hay alternativas de fármacos con el mismo principio activo.

El Adiro es un antiagregante plaquetario y es utilizado para evitar trombos.
El Adiro es un antiagregante plaquetario y es utilizado para evitar trombos.

La Agencia Española del Medicamento alerta habitualmente de problemas de abastecimiento de cientos de fármacos, sin embargo, no todos originan los mismos trastornos o se comercializan en las mismas cantidades. El último en sumarse a ese listado es el Adiro, uno de los más famosos antiagregantes plaquetarios y uno de los más consumidos para reducir la posibilidad de que se produzcan coágulos sanguíneos.

Desde finales de abril, las boticas reciben con cuentagotas este fármaco, tan solicitado y prescrito por los facultativos. Ha sido la propia Agencia Española del Medicamento la que ha lanzado el aviso por el desabastecimiento de este producto del laboratorio Bayer, en su dispensación de 100 mg. En concreto, estima que la distribución no volverá a normalizarse hasta al menos el 26 de julio. "El titular autorizado de la comercialización está realizando una distribución controlada al existir unidades limitadas", especifica.

La secretaria del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Zaragoza (COFZ), Raquel García, reconoce los problemas de suministro que existen de este medicamento, aunque "desconocemos el motivo". "Llegan pocas unidades", subraya.

No obstante, la profesional insiste en que existen otras alternativas del mismo principio activo (ácido acetilsalicílico) y misma fórmula de absorción del Adiro. "No existe ningún problema en ese sentido, a la población se le sustituye por otro fármaco de las mismas características", explica. Sí que aclara que aunque la famosa aspirina tiene el mismo principio activo, su manera de absorción es diferente, ya que esta se disuelve en el estómago y el Adiro en el intestino.

Los problemas de abastecimiento de algunos fármacos son habituales, pero existen otros con los mismos principios activos que los sustituyen y no es necesario cambiar o modificar la pauta de prescripción al paciente. Por ejemplo, hace unos meses, la alerta saltó al haber problemas de suministro del también famoso Dalsy (en su concentración de 20 mg/ml). Un ibuprofeno destinado a la población infantil muy utilizado. La restricción se prolongó desde finales de febrero hasta abril. La farmacéutica reconoció que la razón de este bloqueo fue por un error en el prospecto.

Etiquetas
Comentarios