Aragón
Suscríbete por 1€

Los sindicatos critican el traslado de los funcionarios de la DGA

La mesa sectorial de la Función Pública tratará mañana la reclamación de los afectados por su salida de Zaragoza.

Foto de archivo del edificio del Pignatelli del Gobierno de Aragón
Foto de archivo del edificio del Pignatelli del Gobierno de Aragón
Aranzazu Navarro

Los sindicatos UGT y CSIF Aragón criticaron ayer la medida que va a adoptar el Gobierno de Aragón de trasladar a 70 funcionarios a puestos fijos fuera de Zaragoza, de los 165 que aprobaron de la última convocatoria y que desde el pasado 18 de marzo se encuentran en destinos provisionales.

Antonio Herrero, de UGT, afirmó que la DGA debería convocar antes las plazas de jefatura de negociado y de sección para cubrir después las vacantes de fuera de Zaragoza con los puestos en base, tal como reclaman los funcionarios afectados. Coincide con la reivindicación de los estos en sus reclamaciones remitidas a Función Pública, ya que consideran que así quedarían las vacantes realmente existentes.

En este mismo sentido se expresó también Pablo Asín, presidente de CSIF Aragón, para quien la aplicación de la ley debería resolver cada año los concursos de traslados, "y no se puede justificar que no hay personal para realizarlos". Al no cumplirse esta norma desde hace cinco años, la Administración autonómica se encuentra con una situación que puede provocar perjuicios a los funcionarios que se tengan que marchar de Zaragoza para ocupar sus puestos de base.

Los sindicatos consultados sobre la noticia que publicó ayer este diario señalaron que desconocían esta decisión de la directora de Función Pública, pero que piensan preguntarle mañana en la mesa sectorial convocada.

Potestad administrativa

El presidente del CSIF Aragón considera que la DGA puede ejercer su potestad administrativa, pero lo natural sería que primero se cubrieran "los puestos de la estructura" y después "los de base". Aun así, reconoce los derechos de los destinados ahora fuera de Zaragoza para volver.

La DGA justifica la medida basándose en un informe del Justicia, ya que hay que cubrir 70 plazas pendientes fuera de Zaragoza. De esta manera, los nuevos funcionarios que ahora están en destinos provisionales asumirían sus puestos fijos y podrán desarrollar su carrera profesional. Transcurridos dos años en su plaza podrían presentarse al futuro concurso para otros puestos.

Los funcionarios afectados han remitido sendas reclamaciones a Función Pública en un contundente escrito en el que exigen la paralización de la convocatoria de puestos bases de administrativos. Advierten que la medida puede causar "un perjuicio irreparable a nivel personal y familiar". Se sienten "gravemente discriminados" y en "una situación de indefensión absoluta" porque sus puestos de trabajo los va a ocupar personal interino.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión