Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Heraldo del Campo

Manzanas que entran por la vista, sin olvidarse del gusto

El reto del grupo operativo para la mejora de la calidad de la manzana Golden de Valdejalón (GO-Goldjalón) es conseguir piezas más sabrosas e igual de atractivas.

La sala de confección de la empresa Frutas Gil.
La sala de confección de la empresa Frutas Gil.
Herlado

Más amarillas, más maduras, más sabrosas en la recolección y más atractivas en la comercialización. Estos son algunos de los retos que persigue el grupo operativo para la mejora de la calidad de la manzana Golden de Valdejalón (GO-GoldJalón), que se ha presentado a la convocatoria de proyectos del Programa de Desarrollo Rural para Aragón 2014-2020.

Una iniciativa cuya finalidad es mejorar la calidad de manzanas de la variedad golden, aumentando al mismo tiempo su vida comercial, mediante la aplicación de diversas estrategias pre-cosecha y post-cosecha para obtener un color y una firmeza adecuados a los requisitos comerciales actuales.

GO-GoldJalón, que está en fase de aprobación, es una iniciativa que ha sido posible gracias a la estrecha colaboración del sector público y privado a través de las empresas Sat EibiI y Frutalmunia y dos entidades de investigación, la Estación Experimental de Aula Dei del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y la Fundación Parque Científico Tecnológico Aula Dei.

"Es una propuesta en la que llevamos mucho tiempo investigando. De hecho, las primeras actuaciones en técnicas de mejora de pre-cosecha y post-cosecha se remontan al año 2010 y siempre hemos tenido en mente la pretensión de recuperar el sabor y aspecto tradicional de esta fruta, tan comercial y tan demandada, pero sin que se resienta su conservación y posterior exportación. Un objetivo que no hubiera sido posible sin el paraguas que nos han ofrecido algunos productores de la zona que persiguen el mismo interés", apunta Jesús Val Falcón, investigador de la Estación Experimental de Aula Dei y coordinador de este grupo.

Este proyecto se va a poner en marcha en 20 hectáreas de manzanos de la comarca de Valdejalón y los resultados ya se podrán validar este misma campaña, aunque el estudio completo tendrá una duración estimada de 32 meses (mayo 2018-diciembre 2020). "Nuestro reto es aprovechar nuestros vastos conocimientos en técnicas de pre-cosecha y post-cosecha para demostrarles a los subsectores de la producción y distribución de fruta que, mediante una mejora en el color y la firmeza de las manzanas y la prolongación de su vida útil, se puede incrementar la rentabilidad económica".

Su apuesta es conseguir manzanas con un color y una firmeza adecuados a los requisitos comerciales actuales, pero que sigan conservando el sabor tradicional que, en muchos casos, se ha perdido porque no se recolectan en el momento adecuado o no se han aplicado técnicas correctas de conservación. "Esto provoca que, en ocasiones, estemos comiendo una fruta demasiado dura, sin apenas sabor ni aromas, porque ha perdido sus propiedades organolépticas", afirma Jesús Val.

Un proyecto que no solo redundará en los comercializadores de manzana Golden, sino que también beneficiará al resto de productores de fruta de pepita de la comarca del Valdejalón y, por extensión, al resto de productores del Valle del Ebro. Pero que, sobre todo, "beneficiará al consumidor final, que podrá disfrutar de un producto de gran sabor sin perder su atractivo visual". Fruta que entra por la vista y por el gusto.

Más información en el Suplemento Heraldo del Campo

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión