Despliega el menú
Aragón

Tercer Milenio

Desechos que aspiran a ser una gran fuente de riqueza

La Universidad de Zaragoza ha premiado el proyecto Regefost (Recursos ganaderos y forestales compostados) que impulsan desde Santa Eulalia de Gállego.

Panorámica de la localidad de Santa Eulalia de Gállego.
Panorámica de la localidad de Santa Eulalia de Gállego.
Heraldo

Muchas veces, cuando se menciona el término emprendimiento se tiende a pensar en grandes proyectos, impulsados en oficinas de última generación, con los más increíbles adelantos tecnológicos.

Pero hay otro tipo de emprendimiento y eso lo saben muy bien en la pequeña localidad zaragozana de Santa Eulalia de Gállego (110 habitantes censados). Allí, de la mano de su alcalde, José Antonio Casaucau, y los jóvenes ganaderos de explotaciones de ovino, porcino y vacuno, Javier, Miguel, Jacobo y Miguel Ángel, de edades comprendidas entre los 18 y los 39 años, han puesto en marcha el proyecto ‘Regefost’. Una iniciativa con la que pretenden ligar los conceptos de ganadería y monte, con el fin de no desperdiciar los recursos forestales y dar una utilidad a los estiércoles que produce el ganado.

"Es una actividad muy novedosa, ya que el proceso consiste en la limpieza del monte y la recogida de todos los restos de desbroces y podas. Después, esos desechos se trituran y se mezclan con los estiércoles de los animales, que son una gran carga para los ganaderos, porque, en muchos casos, no saben qué hacer con ellos", matiza José Antonio Casaucau, quien explica que esta iniciativa ya ha recibido un premio del Concurso de Ideas de Emprendimiento Social y Cooperativo, puesto en marcha por el Postgrado de Experto Universitario en Dirección de Empresas de Economía Social, desarrollado por la Universidad de Zaragoza (UZ) y el Inaem.

La gran particularidad de este proyecto pionero es que se obtiene un compost que se puede usar como fertilizante orgánico, algo que, según José Antonio Casaucau, que también es profesor asociado de la UZ, considera que "puede ser más enriquecedor que el propio estiércol por sí solo, ya que mezcla tres tipos de desechos diferentes (de vacuno, ovino y porcino) y la propia madera. Esto hace que sea un fertilizante que a los agricultores les vendrá bien, porque dará a la tierra mayor calidad que si aplican el estiércol directamente", señala el edil.

Además, con esta medida se ataja otro serio problema, la limpieza de los matorrales y los bosques del monte, gracias a la introducción de la ganadería extensiva en unos terrenos que, en un porcentaje de casi el 80%, son propiedad municipal. "Si los animales pastan por aquí, dejarán la zona mucho más limpia y protegida, ya que cuando los bosques están en buen estado hay menos riesgo de incendios", afirma.

Fase de comercialización

En estos momentos, el proyecto está en fase de estudio con el fin de buscar la composición más adecuada del compost y los tiempos de maduración necesarios. Después, comenzará la fase de utilización de esta mezcla y, si los ganaderos obtienen suficiente cantidad como para sacarlo al mercado (después de su autoconsumo), podrán comercializarlo, lo que permitirá conseguir un ingreso extra que hará las explotaciones más viables. "Ya tenemos promotores interesados en esta iniciativa y, además, es posible que se ponga en marcha una planta de tratamiento en nuestra propia localidad", apunta Casaucau.

El alcalde se muestra muy orgulloso de esta iniciativa, que permitirá asentar y consolidar población en Santa Eulalia. "Es necesario apostar por proyectos de este tipo, para garantizar el futuro del medio rural, porque no en todos los pueblos hay la misma casuística. En nuestro municipio, hay mucha gente en edad de trabajar y criar. Este año nacerán 4 niños más y tenemos que pensar en las mejores posibilidades para ellos", concluye.

Más información en el Suplemento Heraldo del Campo

Etiquetas
Comentarios