Aragón

Casi un 10% de los alumnos aragoneses reciben mensajes ofensivos de algún compañero

Un estudio de la Universidad de Zaragoza revela que el ‘ciberbullying’ aumenta entre los escolares de la Comunidad, mientras desciende el acoso en las aulas.

Santos Orejudo (director del Departamento de Psicología y Sociología), Mayte Pérez (consejera de Educación), Toni Martínez (director general de Innovación) y Julio Latorre (decano de la Facultad de Educación), en la presentación del estudio este lunes
Santos Orejudo (director del Departamento de Psicología y Sociología), Mayte Pérez (consejera de Educación), Toni Martínez (director general de Innovación) y Julio Latorre (decano de la Facultad de Educación), en la presentación del estudio este lunes
Guillermo Mestre.

A pesar de que las cifras de acoso descienden en los colegios e institutos aragoneses, el ‘ciberbullying’ se ha instalado en las aulas como una práctica peligrosa que supone intimidar y humillar a través de las redes sociales, bien por correo eléctronico, en un chat o con móvil. Todas las conductas censurables relacionadas con el ciberacoso han crecido en los últimos siete años. Así el 9,4% de los alumnos reciben mensajes ofensivos, frente al 6,8% que eran víctimas de ellos en 2011. Además, los casos de grabación de algún compañero han pasado del 4,5% al 6% y la difusión de imágenes de un 3,3% al 5,1%.

Estos son algunos de los datos que revela un estudio sobre la convivencia en los centros de la Comunidad realizado por la Universidad de Zaragoza, por encargado por el Departamento de Educación de la DGA, que este lunes se ha presentado en la capital aragonesa. Este informe no se realizaba desde hace más de una década (el último data de 2006), aunque en 2011 hubo uno de carácter nacional que incluía una muestra de Aragón referida a la etapa de secundaria. En la encuesta han participado 8.500 alumnos (3.409 de 5º y 6º de primaria y 5.028 de secundaria) de 56 establecimientos de enseñanza y más de 850 profesores (355 de primaria y 498 de secundaria).

En primaria, se percibe que en sentido estricto hay un 2,7% de casos de acoso (no hay datos para comparar con cursos pasados, porque anteriormente no se medía el acoso en esta etapa) frente al 2% que se da en secundaria, cuando en 2011 este porcentaje era del 3,7%.

En todo el alumnado, independientemente el nivel que curse, el porcentaje más elevado de estas conductas son agresiones de tipo psicológico. En cuanto al ‘ciberbullying’, se producen amenazas u ofensas a través del móvil y algunos estudiantes se quejan de que sus compañeros les han eliminado de una red social o un juego. El tipo de violencia al que recurren las chicas y los chicos es diferente, mientras ellas optan por la más indirecta (rechazar o ignorar), ellos ejercen una más directa.

El informe destaca también algunos casos preocupantes relacionados con la reproducción de la violencia de género en las aulas. La consejera de Educación de la DGA, Mayte Pérez, ha destacado que el 3,5% de los alumnos encuestados cree que “está justificado que un hombre agreda a su mujer cuando ella decide dejarle”. Además, el 5,8% de los que han contestado al cuestionario está convencido de que “el hombre que parece agresivo es más atractivo”. Este tipo de actitudes y el uso de vocabulario sexista como insulto , según ha explicado el director del Departamento de Psicología y Sociología del campus, Santos Orejudo, son más “prevalentes” entre los adolescentes de secundaria.

La percepción del ‘bullying’ es mayor en primaria

Una de las conclusiones que más sorprenden de esta radiografía es que el profesorado de primaria percibe más conflictividad entre sus estudiantes que el de secundaria. Así, el 7,1% de los maestros creen que existen grupos enfrentados en clase ( en el estudio autonómico de 2006 había un 1%) frente al 3,5% de docentes que opinan que esto sucede en sus aulas (hace 12 años era del 7,1%).

A este respecto, el especialista Orejudo ha comentado que esta diferencia puede estar motivada por la “propia diferencia de edad”, ya que los chavales de 5º y 6º de primaria atraviesan una etapa “evolutivamente muy importante” y son “más sensibles” a los cambios y comportamientos en su entorno social.

“El clima en los centros es bueno y hay menos tolerancia hacia el acoso por parte de los alumnos, que se tiene la percepción de que se implican directamente en este problema”, ha subrayado la consejera de Educación, para después destacar que la mejora y la prevención del acoso “aunque no es algo generalizado” es una de las prioridades del Ejecutivo autonómico y de la comunidad educativa en general.

Una evolución positiva sobre la que ha llamado la atención la titular del ramo es que los profesores afirman sentirse más cómodos en su puesto de trabajo. En 2011 un 23% decía sufrir el síndrome de ‘estar quemado’, mientras este porcentaje desciende hasta el 19% en la actualidad. “Entre los docentes ha crecido la perspectiva de sentirse respetado y tener capacidad de autoridad”, ha asegurado Pérez.

Otros resultados de este informe reflejan que la práctica totalidad de las familias están satisfechas con sus relaciones con el centro: un 95% en primaria y un 89% en ESO (cuando en 2011 este dato era del 84%). Los alumnos también se muestran contentos en su mayoría con las relaciones que establecen con sus compañeros: un 94% en primaria y un 91% en secundaria. La satisfacción global con el centro en secundaria es de un 88%, según esta encuesta, un dato que sube 10 puntos desde la última realizada en 2011.

Asesoría de convivencia en equipo

El Departamento de Educación está ultimando una orden de convivencia, que se publicará en unas semanas, y que incluirá novedades. Entre ellas, la consejera de Educación ha anunciado que la asesoría de convivencia se convertirá en un equipo “que intervendrá de manera directa” en los casos que se detecten y tendrá también una función de asesoramiento. Además, se va a dar mayor protagonismo a las comisiones de convivencia que ya existen en las escuelas.

Una vez aprobada la orden, todos los centros deberán tener planes de convivencia y de igualdad. Asimismo, en el próximo proceso de renovación de cargos directivos, los aspirantes tendrán que incluir en sus informes sus propuestas para afrontar en las aulas la igualdad y la violencia.

Etiquetas
Comentarios