Aragón
Suscríbete

Bermúdez de Castro: "Mientras no exista un Govern que cumpla la ley se aplicará el 155"

El secretario de Estado para las Administraciones Territoriales, el oscense Roberto Bermúdez de Castro, es el responsable de la gestión diaria de la aplicación del 155  en Cataluña

El secretario de Estado de Administraciones Territoriales, Roberto Bermúdez de Castro
El secretario de Estado de Administraciones Territoriales, Roberto Bermúdez de Castro
Oliver Duch

¿La aplicación del 155 en Cataluña era inevitable?

Llegó un momento determinado en el que no hubo otra opción. El presidente Mariano Rajoy ya llevaba meses advirtiendo de que "no nos hagan hacer lo que no queremos hacer". El Govern y el Parlament tomaron decisiones muy graves desde principios de septiembre que culminaron con una declaración unilateral de independencia. Hubo requerimientos para volver al ordenamiento constitucional y estatuario y no quisieron. No quedó otra vía.

¿No faltó dialogo entre el Gobierno central y la Generalitat?

Cuando llegué al Ejecutivo en 2016 me dieron un documento con las peticiones de la Generalitat, que eran unas 105 medidas. Trabajamos mucho para dar respuesta a todas. Ese documento de trabajo nunca lo pidieron. _No les interesaba. Tenían una hoja de ruta: romper España. Por lo tanto, el diálogo fue imposible por más que lo intentó el Gobierno de España.

Usted lleva el día a día de la Generalitat, ¿hay colaboración de altos cargos y funcionarios de la administración autonómica?

En los cuatro meses que llevamos no hemos abierto ningún expediente disciplinario por incumplimiento de actividad. Cuando llegamos, contemplábamos el supuesto de que hubiera renuncias, pero prácticamente no ha dimitido nadie. Para el día a día contamos con los altos cargos que ya estaban en la Generalitat.

¿Ni sanciones ni ceses ni renuncias?

Nada de eso. Una semana antes de llegar nosotros hubo una reunión de los altos cargos en la que sí dimitieron cinco o seis personas, de los más de setenta y tantos responsables que hay de máximo nivel. Pero luego no ha habido ninguna renuncia.

¿No ha habido necesidad de hacer advertencias y exigir responsabilidad?

No. Simplemente hemos notado en los últimos días que a raíz de estar más cerca la formación de gobierno a alguno le ha entrado un ataque de dignidad, de forma repentina y después de acatar, firmar resoluciones y aplicar el 155. Es algún caso aislado.

¿Está el Gobierno central preparado para seguir aplicando el 155 si se mantiene el desafío independentista?

Mientras no haya un Gobierno catalán que cumpla la Constitución y el Estatuto habrá 155. Y por supuesto que el Gobierno de España está preparado para seguir aplicándolo. Era difícil y no había antecedentes, pero con el apoyo de la gran mayoría del arco parlamentario y de muchísima gente hemos logrado que Cataluña vuelva a la normalidad.

¿Qué ha sido lo más grave que ha encontrado al hacerse cargo de la gestión de la Generalitat?

No nos hemos dedicado a abrir cajones, buscar facturas o levantar alfombras. Sí que es cierto que algunos informes que van apareciendo en la investigación judicial nos dejan muy sorprendidos del grado de deslealtad dentro de los Mossos d’Esquadra.

¿Fue un acierto convocar elecciones al aplicar el 155 o hubiera sido necesario más tiempo para recuperar la normalidad en la administración catalana y conocer l uso de los fondos públicos?

El artículo 155 es para una situación excepcional. Por lo tanto, el presidente Rajoy, hizo bien al convocar elecciones. Nadie hubiera entendido que se aplicara de otra forma. Es más, cuando se anunció la convocatoria electoral, todos lo apoyaron.

¿Desviaron fondos públicos para pagar el ‘procés’ y el 1-O?

No podemos afirmar ni desmentir nada. Hacienda está revisando e investigando la documentación y el uso del Fondo de Liquidez Autonómica. Hay que comprobar muchísimos datos. Si hubiera falsificación de facturas y desvíos de fondos sería muy grave y un claro delito.

¿Cataluña camina hacia unas nuevas elecciones?

El problema es que Puigdemont quiere seguir siendo el centro de atención de Cataluña. Sabe que en el momento en el que se constituya un gobierno que actúe con normalidad constitucional y estatutaria, él desaparecerá del foco. Por eso, de una manera irresponsable, está tensando la cuerda. En Cataluña las cosas cambian muy rápido. Un día parece que habrá que repetir las elecciones y al día siguiente parece que puede haber gobierno. Aunque yo creo que finalmente habrá gobierno.

¿Sería un fracaso si hubiera que repetir las elecciones?

Sí, pero del independentismo. Un fracaso para ellos. Cuando uno tiene la responsabilidad de formar gobierno, debe llevarlo a cabo. El problema es que los soberanistas están mirando sus intereses personales por encima del interés de Cataluña y de los catalanes en su conjunto.

¿Si hay que prolongar el 155, el Gobierno de Rajoy y el PP mantendrán el apoyo de PSOE y Ciudadanos y del resto de los partidos que les apoyaron con su voto en el Senado?

Sin duda. Es más, las relaciones son buenas en el día y a día y el próximo 22 de marzo comparecemos en el Senado para dar cuenta de la gestión. Y se verá que la posición de los grupos que apoyaron la aplicación sigue siendo la misma.

¿Hay posibilidades de que ERC y el PDECat, juntos o por separado, negocien con el Gobierno y el resto de partidos para desbloquear la situación en Cataluña?

Eso solo puede darse si el diálogo está dentro de la Constitución y del Estatuto. Por lo tanto, ERC y PDECat tienen que volver a la legalidad y al campo de juego que nos hemos dado todos. Y mientras no se recuperare la legalidad, no puede haber diálogo.

¿Y en el día a día hay intentos de acercar posturas?

Es que tienen un problema, porque a ver quién es el que se atreve a ponerle el cascabel al gato y decir que esto del independentismo se ha acabado. El que lo haga, sabe que en el ámbito político, incluso social, tiene las horas contadas, tal y como están ahora las cosas.

¿El Gobierno contempla aplicar medidas de gracia para los que están en la cárcel o fugados si Cataluña recupera la normalidad constitucional y estatutaria?

El que incumple la ley en un Estado de derecho, como es España, tiene que responder ante la Justicia y cumplir con las sentencias, decisiones y resoluciones judiciales. Y hay que respetar los procedimientos que todavía están en marcha. No hay otro planteamiento.

¿Se están cumpliendo los objetivos que se fijaron al aplicar el 155 en Cataluña?

Nos marcamos cuatro objetivos. Primero, lograr la estabilidad institucional; segundo, normalizar la gestión del día a día; tercero, recuperar la economía catalana que estaba cayendo notablemente; y en cuarto lugar, lo más importante., que los servicios esenciales funcionasen, desde el transporte y la justicia hasta la educación, la sanidad y la asistencia social en todas su vertientes. Y es comprobable por todos que los servicios públicos están funcionando bien, que se ha parado la tendencia negativa de la economía, que se gestiona con normalidad y que se están recuperando las instituciones.

¿Ha habido quejas por la gestión?

No especialmente, pero todas las mañanas, en medios catalanes de titularidad pública, como TV3 y Cataluña Radio, se hacen diversos especiales y en lugar de ejercer de medios públicos para todos los catalanes, lo hacen solo para una parte. Lo importante de los medios de comunicación públicos es que están para sumar, no para restar.

¿Y por qué no tomaron medidas?

Porque para lograr una amplia mayoría en el Senado para aplicar el artículo 155 se quitaron todos los temas en los que no había consenso.

Usted ha sido consejero de presidencia de Aragón y ahora es secretario de Estado para Administraciones Territoriales, ¿qué pasa con la bilateralidad Aragón-Estado?

Nosotros estábamos satisfechos de cómo estaba funcionando la bilateralidad con Aragón. Es la única comisión que se ha reunido en lo que va de legislatura, y de buenas a primeras nos hemos encontrado con declaraciones altisonantes por parte del Gobierno aragonés. Entiendo que es fruto del nerviosismo por los malos resultados que les dan las encuestas que tienen, o bien un cambio de estrategia con vistas a las elecciones municipales y autonómicas de 2019. Deben pensar que la confrontación con el Ejecutivo central es más rentable electoralmente. Nosotros vamos a seguir manteniendo una relación de normalidad, como siempre.

¿Pero cuál es el motivo de la confrontación?

En principio, ninguno. El Gobierno PSOE-CHA dice que no funciona la bilateral, pero ninguno de sus miembros nos concreta los problemas que puede haber. Nos han pedido que hay que hacer un grupo de trabajo para el día a día y ya hemos dicho que perfecto, que cuando quieran no reunimos. No tenemos ningún problema.

Hay dos quejas destacadas: la reforma de la financiación y los fondos contra la despoblación. Acuerdos que se alcanzaron en la Conferencia de Presidentes y tenían que tratarse en la comisión bilateral Aragón-Estado.

La Conferencia de Presidentes fue en enero del pasado año y hubo catorce acuerdos, de los que se han cumplido diez u once de ellos, como los de violencia de género, dependencia, protección civil… El tema de la financiación autonómica no es una cuestión solo de Aragón, es del conjunto de las comunidades. Se está negociando y buscando fórmulas para lograr un consenso. Se ha elaborado un informe por una comisión de expertos, entre ellos está el aragonés Alain Cuenca, y otro sobre el funcionando el sistema. Se están unificando ambos documentos y se han solicitado datos a todas las autonomías. El objetivo es alcanzar un acuerdo amplio.

¿Y la despoblación?

Es un tema muy complejo para el que todos estamos buscando alternativas, unificar datos y ver soluciones concretas. Espero que en las próximas semanas esté listo el informe definitivo.

¿Confía en tener lista la reforma de la financiación en esta legislatura y que contemple las peculiaridades de Aragón, como usted también reclamaba siendo consejero, para hacer frente al coste real de los servicios?

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ya lo dejó bien claro en Zaragoza hace tres semanas. El PP tiene 137 diputados en el Congreso y hacen falta muchos más votos para obtener la mayoría que se necesita para aprobar una reforma de estas características. No depende solo del PP, así que todos los partidos deberán hacer un esfuerzo. Y no solo con la financiación, también con la educación o las pensiones, por citar dos asuntos prioritarios. Hacen faltan grandes acuerdos, que es lo que piden los ciudadanos.

¿El Gobierno central va a recurrir al Constitucional la ley de capitalidad de Zaragoza?

Intentaremos que en la subcomisión de conflictos de la bilateral, que es una comisión totalmente técnica y sin participación política, se pueda llegar a un acuerdo, como se ha alcanzado en muchos otros temas. Yo confío en que habrá entendimiento, porque según me informa la Abogacía del Estado, los puntos de fricción son escasos.

La discrepancia más importante es el artículo que ha permitido al alcalde Pedro Santisteve quitar a la oposición el control de las sociedades municipales.

Sí, el artículo 14. Pero insisto en que es un asunto que tratarán los técnicos, como pasa con todas las autonomías cuando hay discrepancias en la interpretación de las leyes. Desde el PSOE han pretendido dar la imagen de que el Ejecutivo central está haciendo oposición al gobierno de la ciudad. En ningún caso. Actuamos igual que si fuera otra autonomía u otra capital española. Para dejarlo claro, las diferencias en la interpretación de algunos artículos de la ley de capitalidad y la comunicación al Gobierno de Aragón son anteriores al conflicto político que se ha montado en el Ayuntamiento de Zaragoza.

¿Hay fechas para las reuniones de la comisión bilateral?

A finales de marzo está prevista la reunirá la subcomisión de conflictos. Y la otra, a la espera de que nos pongamos de acuerdo en la fecha ambas partes.

¿Hay margen de acuerdo para no ir al Constitucional?

Sí, claro. En esta última época es la que más acuerdos ha habido y menos recursos se han interpuesto. Nosotros intentamos por todos los medios no ir al Tribunal Constitucional.

¿Cómo ve al PP-Aragón tras los cambios en la dirección?

Estoy convencido de que con la labor que están desarrollando tiene muchas opciones de conseguir el Gobierno autonómico dentro de año y medio, que buena falta le hace a Aragón.

¿Comparte la línea de su partido de intensificar la confrontación contra el Gobierno PSOE-CHA?

Hay que entender que ante la proximidad electoral es muy complicado llegar a entendimientos. Y tal y como está ahora este PSOE aragonés es mucho más difícil alcanzar acuerdos.

¿Cree que el PP recuperará la alcaldía de Zaragoza y la DGA?

Por supuesto. En 2015, ganamos y no tengo dudas de que en 2019 ganaremos y habrá muchas posibilidades para gobernar.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión