Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Triple crimen de Teruel

El homenaje a Iranzo en Madrid se convierte en una desgarradora reivindicación del mundo rural

El emotivo acto congregó en el lucernario del Ministerio de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente a más de 200 personas. 

Iñaki Etxarri Actualizada 14/03/2018 a las 16:55
El homenaje a Iranzo en Madrid se convierte en una desgarradora reivindicación del mundo ruralIñaki Etxarri

Las notas de la jota ‘La Palomica’, interpretadas, en una grabación, por el abuelo de José Luis Iranzo, ‘El Pastor de Andorra’, y ante la ovación cerrada y la emoción incontenida de las 200 personas que abarrotaban el lucernario del Ministerio de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, ponían punto final este martes al homenaje nacional que las organizaciones agrarias UAGA y COAG rindieron al agricultor, ganadero y pastor José Luis Iranzo, asesinado junto a dos guardias civiles el pasado 14 de diciembre entre Albalate del Arzobispo y Andorra (Teruel), por el ex militar serbio Norbert Feher, conocido como 'Igor el ruso'.

Un acto al que acudieron la viuda y el padre de Iranzo, Eva Febrero y José Iranzo; el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona; el delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde; el secretario general de UAGA-COAG Aragón, José Manuel Penella; el coordinador estatal de Juventudes Agrarias de COAG, Marcos Garcés; la alcaldesa de Andorra, Sofía Ciércoles; diputados nacionales, regionales y, sobre todo, agricultores y ganaderos llegados en dos autobuses de todo Aragón. Muchos de ellos, con el rostro humedecido por las lágrimas de la emoción y vistiendo camisetas blancas con el rostro de José Luis Iranzo y el lema: ‘Siempre Iranzo’.

El acto fue clausurado por la Ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, que estuvo acompañada por el Subsecretario de Agricultura, Jaime Haddad.

Un acto que transcurrió entre la emoción difícilmente contenida, la reivindicación de la vida y obra de Iranzo, “el pastor del siglo XXI, un modelo de pastor”, de la agricultura y la ganadería, de la vida en el mundo rural… Y en el que se pidieron explicaciones sobre lo que ocurrió entre finales de noviembre, cuando se tuvo constancia de los primeros robos en la zona, el cinco de diciembre, cuando se produjo el tiroteo de dos personas en Albalate del Arzopispo, y la fatídica fecha del 14 de diciembre, cuando José Luis Iranzo y dos guardias civiles cayeron abatidos bajo las balas disparadas por Igor el Ruso.

“¡Queremos saber la verdad de lo que pasó!”, clamó el secretario general de UAGA-COAG Aragón, José Manuel Penella. “¿Qué pasó entre el 18 de noviembre, cuando se tiene constancia de que hay quince delitos contra la propiedad cometidos por una misma persona, el tiroteo del 5 de diciembre y el asesinato de José Luis y los guardias civiles el 14? ¿Por qué no se hizo más cuando había indicios de que en la zona había un asesino?” “¿Qué se hizo? Creemos que poco y que no se buscó realmente a esta persona por la zona”. Un Panella que, emocionado y con la voz entrecortada desveló que unos días antes de morir, José Luis le confesó que se presentaría “a secretario general de UAGA”. “la inseguridad de los pueblos despoblados de Aragón es una seguridad para estos delincuentes”, ha finalizado el máximo dirigente de UAGA.

Pero si Panella habló alto y claro, el coordinador estatal de las Juventudes Agrarias de COAG, Marcos Garcés, natural también de Teruel fue directo y contundente al afirmar que a José Luis Iranzo lo asesinaron, además de quién apretó materialmente el gatillo,  “las políticas pro urbanas, la despoblación y la inseguridad en el medio rural”. Y el Secretario general de COAG, Miguel Blanco, aseguró que “la justicia no puede permitir que los delincuentes más peligrosos que no han demostrado capacidad de reinserción puedan volver a la sociedad, poniendo en peligro la seguridad de las personas”.

Para Blanco, antes de que el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, definiera a José Luis Iranzo como  “un rebelde sensato”, el pastor y agricultor turolense era un hombre que “encarnaba la pasión en dos caras de la misma moneda: sindicalismo comprometido e intensivo y al mismo tiempo sus cultivos y pastoreo extensivos, comprometido con la sostenibilidad”. Igualmente, el Secretario general de COAG ha anunciado durante el acto que el sindicato agrario instaurará un premio conmemorativo en recuerdo de José Luis Iranzo y que llevará su nombre, mediante el que se reconocerá a personas o entidades que “se distingan por sus valores de solidaridad y compromiso firmes en defensa de los hombres y mujeres del campo y del medio rural”.

Olona recordó la figura de Iranzo como sindicalista y puso en valor que  “José Luis se desenvolvía en las reuniones de más alto nivel con la misma soltura, eficacia y naturalidad que lo hacía en el monte con las ovejas. Fue la voz de miles de profesionales agrarios y creía que los problemas del campo todavía tienen solución”.

La emotiva mañana junto a la estación de Atocha de Madrid continuó el debate 'El pastor del siglo XXI: ganadería extensiva, sostenibilidad y desarrollo rural', en el que intervinieron la directora general de Desarrollo Rural del MAPAMA, Esperanza Orellana, el presidente de INTEROVIC, Francisco Marcén, la doctora veterinaria y especialista en ganadería extensiva y transhumancia, Marian Ramo y el ganadero y responsable del sector ovino en UAGA-COAG Aragón, José Luis Lasheras. En el debate se remarcaron los beneficios del pastoreo para “el mantenimiento de la biodiversidad, la fijación de población en la España rural y la producción de una carne sana y sostenible”.

El homenaje concluyó con la intervención de la viuda de José Luis Iranzo, Eva Febrero, que en su primera intervención pública tras el asesinato de su marido, exigió justicia, “que el asesino no vuelva a ver nunca más la luz del sol”. Que “pase el resto de su vida sin luz. Sin la suya propia, sin la luz de los demás y, por supuesto, sin la luz del sol. Para que no vuelva a hacer más daño. ¿Qué mayor castigo puede haber en la vida que vivir sin luz?"; criticó igualmente que no hubiera medidas efectivas los días anteriores a la muerte de José Luis dada la situación de alerta existente en la zona, fue un "dispositivo erróneo", dijo; declaró su amor por su marido y pidió que su fallecimiento “no caiga en saco roto y sirva para reivindicar los recursos necesarios para vivir con dignidad en el medio rural”.

La ministra Isabel García Tejerina, finalizó el acto con palabras que glosaron la vida y obra de José Luis Iranzo, habló del compromiso del Gobierno de Rajoy con el campo y el mundo rural español: "ser agricultor o ganadero no es solo un trabajo. Es una forma de vivir, y es una actividad generadora de empleo digno y la labor de José Luis ha sido fundamental para el desarrollo del mundo rural y para el reconocimiento social del pastoreo”. Pero quizás, sus palabras más emotivas estuvieron dirigidas a Aitor, hijo de cinco años de José Luis y Eva: "Su padre deja un legado muy importante. Aitor debe estar muy orgulloso de la labor que hizo su padre, uno de esos pastores que brilló con luz propia".

 

 

 

 

 

 

 





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo