Aragón
Suscríbete por 1€

Diez fallecidos por los aludes en el Pirineo aragonés desde 2010

Las avalanchas han dejado un reguero de víctimas mortales en el Pirineo aragonés desde 2010.

Un simulacro de rescate de víctimas de avalancha.
Bomberos, trabajadores de estaciones de esquí o guías de montaña se forman en nivología y aludes
Rafael Gobantes

La estación de esquí de Formigal ha sido este miércoles el trágico escenario de la muerte de un monitor de la estación cuando practicaba esquí fuera de pista cerca del pico Tres Hombres.

Las avalanchas se han cobrado la vida de 10 personas en el Pirineo aragonés desde 2010. En total, se han producido 34 rescates por aludes que han afectado a 65 personas en los últimos ocho años. Además de los 10 fallecidos, los desprendimientos de nieve han dejado también 35 heridos.

En la estación de esquí de Formigal se produjo, hace justo diez años, otra tragedia provocada por las avalanchas que acabó con la vida de tres esquiadores que practicaban deporte fuera de pistas, uno de ellos trabajador de la estación y vecino de Zaragoza.

Los aludes son un peligro real en la alta montaña y obligan a cortar carreteras, como ha ocurrido en varias ocasiones en los accesos a Los Llanos del Hospital o el Balneario de Panticosa.

El peligro de avalancha ha obligado este miércoles al cierre de los pasos fronterizos de Bielsa, El Portalet o Somport.

Riesgo fuerte de aludes

Desde la Guardia Civil insisten en que el exceso de nieve, el viento en las zonas altas y cuando comienza el calor, las altas temperaturas, provocan que aumente el riesgo de aludes que, según la AEMET, este miércoles es de nivel 4, o riesgo fuerte.

Según la Agencia Estatal de Meteorología las grandes acumulaciones de nieve acompañadas de vientos han agravado los problemas y hacen muy probables los aludes en cotas altas. Sobre todo en la cara norte de las montañas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión