Despliega el menú
Aragón

Más de 500 niños no saben a qué colegio irán el próximo curso

En la Romareda, 32 niños se han quedado sin plaza en colegios públicos. Una plataforma reclama la apertura de otra vía.

Imagen de archivo del colegio Recarte y Ornat, en el que la DGA quiere escolarizar a los niños sin plaza de Romareda.
Imagen de archivo del colegio Recarte y Ornat, en el que la DGA quiere escolarizar a los niños sin plaza de Romareda.
Oliver Duch

Las familias de cerca de 11.000 niños aragoneses sabrán este miércoles si sus hijos han conseguido plaza en el colegio elegido en primera opción para el próximo curso. A partir de las 12.00 se publican en los colegios las listas provisionales de admitidos, que dejan fuera de momento a más de 530 niños (una cifra similar a la de los últimos años).

A diferencia de años anteriores, la escolarización en los barrios del sur de Zaragoza y Cuarte queda garantizada para todos los niños, con una mayor oferta y la apertura de nuevas vías a última hora en Arcosur y Parque Venecia. Sin embargo, las familias de la zona de Romareda viven el problema de falta de plazas. Aquí, 32 niños se han quedado sin plaza porque todos los colegios públicos y concertados de la zona están llenos (salvo cuatro que podrían entrar en la nueva aula del Azúa).

Inicialmente, los cuatro colegios públicos de la Romareda (Doctor Azúa, Cesáreo Alierta, César Augusto y Eliseo Godoy) y los tres concertados (Jesuitas, Moncayo y Romareda) tuvieron exceso de demanda, e hicieron sorteo la semana pasada. La DGA decidió después la apertura de una nueva vía en el colegio Doctor Azúa, que soluciona solo en parte la carencia de plazas. La Plataforma de padres por la escolarización en Romareda sigue reclamando la apertura de otra vía en alguno de los otros tres colegios públicos.

Esta zona ha heredado el problema de escolarización de Valdespartera, ya que Educación decidió hace cuatro años trasladar aquí a los niños sin plaza en los barrios del sur. Estos niños han tenido hermanos, que ahora tienen preferencia para la adjudicación de plazas. Y muchos niños del entorno de la Romareda se han quedado sin sitio.

129 plazas cubiertas por hermanos en la Romareda

La Plataforma de padres por la escolarización en Romareda critica "la mala planificación" del Departamento de Educación, que no ha tenido en cuenta el alto número de hermanos que pedirían plaza en los colegios de la Romareda. Representantes de la plataforma se han reunido este martes con la directora provincial de Educación y dos inspectores jefes para pedir la apertura de una nueva vía.

"A la reducción de plazas experimentada este año por los cuatro colegios públicos, pasando de 300 a 200, se ha unido una elevada demanda (muy superior a la de años anteriores) de niños que solicitan plaza y tienen un hermano matriculado en el centro. De las 200 plazas ofertadas, 129 han sido ocupadas por hermanos, un 64,5% del total", lo que deja la oferta para el resto de familias en solamente 71 plazas", explica la plataforma en un comunicado.

La DGA argumenta que la apertura de una nueva vía no es necesaria y que todos los niños con 7 puntos (los que viven a menos de 1 kilómetro) han entrado en los colegios de la zona. A los demás se les adjudicará plaza en otros centros con vacantes. Los afectados explican que la mayoría de los 32 que se han quedado fuera viven a poco más de 1 kilómetro y no tienen otras opciones en la escuela pública.

"La apertura de una tercera vía en alguno de los otros tres colegios públicos serviría para resolver el problema. Estos centros están menos saturados que el Azúa y sería posible habilitar un aula en uno de ellos. El Servicio Provincial no nos propone una alternativa seria, ya que la opción del Recarte y Ornat es una improvisación que nos genera mucha incertidumbre. Las familias no queremos ir a ese centro", afirma Carlos Gómez, portavoz de la plataforma.

Otro sorteo para los que se han quedado sin plaza

El colegio Recarte y Ornat (en la calle San Juan Bosco) es el público más cercano con vacantes. Solo ha tenido 20 solicitudes para 50 plazas. La DGA lo va a usar como comodín para resolver varios problemas. Aquí va a ubicar todo un curso, tres aulas puente del colegio Valdespartera IV que está sin construir.

Los 32 niños de la Romareda y otros 500 en todo Aragón sin plaza en el centro elegido en primera opción tendrán que esperar a finales de mes para saber cuál será su colegio el próximo curso. Tras la publicación de las listas definitivas, el Departamento de Educación hará un sorteo el 23 de mayo para ordenar las solicitudes pendientes de adjudicación. Después, un sistema informático adjudica el colegio, teniendo en cuenta las segundas y sucesivas opciones de la solicitud inicial. Y, si todos esos centros estuvieran ya llenos, adjudica el más cercano con plazas libres. Las familias pueden pedir un cambio si no están de acuerdo con el centro que les ha correspondido. Las adjudicaciones definitivas se publicarán el 30 de mayo y las matrículas para Infantil serán entre el 2 y 9 de junio.

Etiquetas
Comentarios