Despliega el menú
Aragón

Cómo estirar los colegios para meter más aulas

En el Azúa estudian rehabilitar la antigua casa de los conserjes. En el Ramón y Cajal afirman que no hay espacio.

Casa del conserje del colegio Doctor Azúa, que podría utilizarse como espacio educativo.
Casa del conserje del colegio Doctor Azúa, que podría utilizarse como espacio educativo.
P. F.

Abrir nuevas vías en colegios es una medida que utiliza cada año la Administración para intentar solucionar la necesidad de plazas durante el proceso de escolarización. Pero, en muchas ocasiones, estas aulas añadidas suponen un nuevo problema por la falta de espacios de los centros. ¿Dónde se meten estas aulas?

Para el próximo curso, el Departamento de Educación ha decidido la apertura de cinco nuevas vías: en los colegios públicos Doctor Azúa, Arcosur, Parque Venecia, Hermanos Argensola de Montañana y Ramón y Cajal de Cuarte de Huerva. Las soluciones para estos centros son dispares.

En algunos casos, se aprovechan espacios vacíos en centros antiguos que han ido perdiendo alumnado: como el colegio La Estrella, que acoge las aulas puente de Parque Venecia; o el Hermanos Argensola de Montañana, que va a ampliar una vía. En otros de nueva construcción se aprovechan las clases vacías que aún no se han llenado, como en el caso de Arcosur. Otro centros tienen que adaptar espacios comunes (como bibliotecas o salas de desdoble) para usarlas como aulas. Y donde no se pueden estirar más los planos, se instalan aulas prefabricadas, como en el colegio Foro Romano de Cuarte desde hace varios años o Rosales del Canal el próximo curso.

La casa del conserje en el Azúa

Los arquitectos y técnicos llevan varios días estudiando dónde meter un aula más en el colegio Doctor Azúa. Los cuatro colegios públicos de la Romareda han tenido exceso de solicitudes y dejaban fuera inicialmente a 53 familias. Educación decidió la semana pasada la apertura de una nueva vía en el Azúa, mientras los afectados siguen pidiendo otra vía más en alguno de los otros tres colegios (Cesáreo Alierta, César Augusto y Eliseo Godoy).

El Azúa tiene 602 alumnos. De 1º de Infantil a 3º de Primaria hay tres vías y de 4º a 6º, dos. "Estos centros se construyeron en 1977 para dos vías. En 2002 se amplió el colegio con seis aulas de Infantil, una de desdoble y otra de psicomotricidad. Hasta ahora, la ampliación de vías de los últimos años se ha solucionado con las aulas disponibles en el centro y los espacios comunes no han sido sacrificados. Para el próximo curso queremos que nos den una respuesta adecuada", explican desde el colegio.

Educación propuso aprovechar la antigua casa del conserje (oficial de mantenimiento), que está en desuso en el patio. En Zaragoza aún quedan unas 25 casas propiedad del Ayuntamiento en centros escolares. Algunas aún se usan como vivienda por estos trabajadores, pero la mayoría se utilizan como almacén o para actividades puntuales.

El Ayuntamiento ha mostrado su disposición a ceder la vivienda a la DGA y los arquitectos de Educación ya la han revisado. La idea era trasladar aquí el aula de psicomotricidad y habilitar en ella un aula para dar clase. Pero no está claro que esta opción sea viable, porque acondicionar la vivienda del conserje requiere una gran inversión.

Sin sitio en el Ramón y Cajal

Educación va a abrir otra vía en el colegio Ramón y Cajal de Cuarte, un centro pequeño diseñado para una vía aunque hay algunos cursos con dos. La decisión ha sentado mal tanto al centro como a la asociación de padres, que denuncian que no hay espacio disponible. La DGA argumenta que salen dos grupos de 6º y sí hay espacio.

"No cabe otra clase. Uno de los dos grupos de 6º está en la biblioteca. El colegio tiene una carencia grave de espacio. No tenemos biblioteca y prácticamente no podemos usar la sala de ordenadores porque se utiliza para apoyos y atención educativa. Tenemos clases en Primaria con 26 y 27 alumnos. Estamos al límite", señalan desde el centro.

Y mientras, en el Foro Romano volverán a tener 10 aulas prefabricadas (cinco módulos dobles) el próximo curso. Este centro lleva varios cursos saturado ante el crecimiento demográfico de Cuarte y la falta de plazas escolares. Es un colegio de 3 vías que en algunos cursos tiene hasta 5 (de 1º a 3º), y que también acogió aulas puente del colegio Cuarte 3.

Etiquetas
Comentarios