Despliega el menú
Aragón

Heraldo Joven

Vaqueros: la jerga que hay que conocer para comprar el adecuado

Acertar, a pesar de llevar media vida comprando 'jeans', no siempre es fácil, pues, qué realza más la figura: ¿un 'original', un 'bragg' o un 'sliq'?

Cada modelo de vaqueros resalta unas cualidades del cuerpo, y elegirlos según lo que se quiere destacar es fundamental.
Cada modelo de vaqueros resalta unas cualidades del cuerpo, y elegirlos según lo que se quiere destacar es fundamental.
Jcomp

Quien diga que no tiene ni un solo pantalón vaquero en el armario miente, pues es una de las prendas más compradas de la historia de la moda, y también una de las más llevadas, ya sea para salir de fiesta, pasear al perro o limpiar el coche. Y es que, este pantalón -patentado en 1846 por Oscar Levi Strauss- combina a la perfección con camisas y blusas, camisetas informales y lenceras, jerseys de corte ochentero, sudaderas, americanas y blazers... Vamos, con cualquiera de las tendencias de esta primavera.

Claro que, con los avances de la moda, el vaquero de toda la vida ha tenido que modernizarse para cumplir los nuevos estándares de estilo que dictan las mejores pasarelas del mundo. Una ventaja para dar con el que mejor sienta a cada silueta, pero un auténtico problema cuando toca renovar los pantalones del armario, pues, ¿qué significa bragg? ¿Y sliq? ¿Ambos pueden ser 'low waist'? ¿'Mom-jean' y 'boyfirend' son lo mismo?

Para evitar que la jerga de la moda se apodere de nuestra paciencia cuando vamos a comprar, bajo estas líneas, una breve guía de los conceptos que debes conocer para dar siempre con los vaqueros ideales.

¿Qué vaquero es el ideal para mí?

'Straight' o 'regular': para los que desconocen estos términos, es el vaquero por excelencia, el de toda la vida. Se caracteriza por tener la cintura estándar y la pernera recta y regular, lo que hace que sea un modelo muy favorecedor para todas las siluetas, sobre todo, cuando se combina con un buen cinturón que ayude a resaltar sus líneas rectas.  'Super-skinny' o 'Super-Drain': este modelo es el más ajustado de todos, desde la cintura hasta el tobillo, y no es recomedable para llevarlo más de 8 horas, pues deja la marca de las costuras en la piel. Por regla general, este tipo de corte suele espigar la figura, así que es perfecto para aquellos que buscan ocultar algún kilito de más. No hay que olvidar su variante 'skinny', que no es más que una versión más ligera que el anterior que da más espacio a la pierna. Sliq: este modelo sigue la línea de corte ajustado, aunque la pernera es más regular que en los anteriores. Es ideal para los que buscan ir ajustados pero cómodos, sobre todo para ir al trabajo. Muy cerca del estilo 'sliq' está el 'bragg', que varía en la holgura de la pierna, siendo mucho más ancha la pierna, pero este modelo no cae recto, si no relajado. 'Push-up'. con una media cintura, estos pantalones destacan por ser apretados al cuerpo y elásticos. La importancia se presenta en la zona de los glúteos, ya que se fabrican con una serie de pliegues y cosidos que crean automáticamente un efecto 'push-up'. 'Mum-jean'. Fieles al estilo de los ochenta, estos vaqueros destacan por llevar el tiro a la cintura, ajustados en la cadera, suelto en las piernas y un pelí más ajustados en los tobillos, para realzar la figura de la mujer con caderas. No hay que confundirlos con los 'boyfriend', que también son pantalones anchos, pero este modelo tiene el tiro bajo, y no busca resaltar la figura. -Ir al suplemento de Heraldo Joven

Etiquetas
Comentarios