Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

El 16% de los aragoneses no terminan sus estudios de máster

El 1,5% se cambia de plan de estudios después de un año cursando un postgrado.

No resulta extraño que un chaval de 18 años se equivoque al elegir carrera universitaria. Las opciones son muchas, la orientación no siempre es suficiente y, en ocasiones, las expectativas que uno se forma durante el Bachillerato no se acaban correspondiendo con la realidad. Por eso cada año se produce un buen número de abandonos y de cambio de estudios (en torno a al 18% de los alumnos de primer curso).

Más raro es dejar de lado unos estudios de máster, cuando el universitario ya ha completado un grado (las antiguas licenciaturas y diplomaturas) y tiene más claro que cuatro años antes hacia dónde quiere enfocar su carrera profesional y cómo desea configurar su área de conocimiento. El abandono de los estudios, por tanto, debería ser ostensiblemente menor. Sin embargo, el último informe sobre datos y cifras del sistema universitario español, elaborado por el Ministerio de Educación y Cultura, contradice esta hipótesis.

En concreto, el estudio cifra en un 16% el porcentaje de estudiantes de postgrado en las facultades aragonesas -públicas y privadas- que, pese a matricularse, no culminan su estancia en el campus con un nuevo título.

Esta cifra se refiere a la tasa de abandono, es decir, la relación porcentual entre el número total de estudiantes de nuevo ingreso que debieron obtener el título un año antes y que no se matricularon ni en ese año académico ni en el posterior.

Los estudios de máster constan, por lo general, de dos cursos, aglutinando el primero de ellos la mayor parte de los abandonos. Sólo el 3,5% de los universitarios dejan de lado el postgrado durante el segundo año por el 12,5% a lo largo de los dos primeros semestres.

De ese 16% de estudiantes, un pequeño grupo, que supone el 1,5% de todos los inscritos en cualquier máster, abandona su primera opción para pasarse a un plan de estudios diferente. El resto, directamente, deja la universidad.

La tasa de abandono de todas las universidades presenciales a nivel nacional (23,8%) es muy superior a la aragonesa. También la del cambio de programa de estudios (3,8%). Destacan, en el plano negativo, algunas comunidades como la valenciana, la catalana y la andaluza, que ostentan ratios de fracaso en los posgrados del 30,6%, 28,2% y 28%, respectivamente.

Pocos se animan a empezarlo

No muchos graduados se animan a empezar un nuevo El precio medio de un máster en la Universidad de Zaragoza es de 2.000 euros; mientras que hay campus en Cataluña donde se superan los 4.000 euros de media y la obligatoriedad de tenerlo para poder ejercer la profesión (en la actualidad existen másteres habilitantes en titulaciones como Derecho y la mayoría de la Ingenierías).

Ante esta situación, según los datos de la Fundación CYD publicados esta semana (y referidos a 2014), solo el 10,8% de los estudiantes de Aragón deciden ampliar sus estudios postuniversitarios, una cifra que se encuentra lejos de la media nacional (18,4%) y sitúa a la comunidad aragonesa entre las tres más bajas, solo por delante de La Rioja (8,6%) y Castilla La Mancha (8,1%).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión