Despliega el menú
Aragón

Tercer Milenio

«La agroalimentación es anticíclica y no solo se ha mantenido en la crisis, sino que incluso ha crecido»

Ángel Pintado dejó la política tras 25 años para crear Acinonyx Global Consulting, dedicada al asesoramiento de empresas y a la internacionalización.

Ángel Pintado se lanza al mundo de la consultoría.
Ángel Pintado se lanza al mundo de la consultoría.
José Luis Pano

Tras dejar la política llega ahora al mundo empresarial, pero en su caso no ha habido ‘puertas giratorias’.

(Risas) Siempre he estado ligado a la empresa desde mis orígenes profesionales con los negocios de mi casa que eran agrícolas y ganaderos y luego en varias empresas del ámbito comercial. En los años de la política he tenido responsabilidades vinculadas con el medio ambiente, la agricultura, la agroindustria, el comercio internacional, y nunca me he desconectado, ya que siempre he estado en contacto con las empresas. Hace dos o tres años yo veía que mi periplo político había terminado ya, que 25 años son suficientes. Decidí dedicarme al comercio internacional. Hice un máster en Madrid hace un año y desde junio empecé a trabajar en este proyecto.

¿En qué consiste Acinonyx? (Guepardo en latín).

Es un proyecto que quiere mantener sus valores en las raíces de Aragón y el Somontano pero que nace con visión global. Quiero impulsar proyectos de empresas de Barbastro, de Monzón, de la provincia de Huesca y de Aragón hacia el mundo, y al mismo tiempo traer proyectos de fuera. De hecho ya estamos trabajando con varios grupos empresariales que quieren venir a invertir a Europa, y lógicamente voy a intentar que alguna de esas inversiones vengan a mi tierra.

¿Siempre en el sector primario?

Servicios, bienes de equipo relacionados en sentido amplio con el mundo rural, porque desde luego cuando un negocio empieza tampoco puedes decir que no a cuestiones que pueden ser de interés. Pero lógicamente cuando uno ve los datos de Aragón y la provincia de Huesca, somos agroalimentarios. Hay mucho sector primario que tiene que transformarse y es una de las cuestiones en las que quiero trabajar: transformar producto agrario para llegar al mercado. También he visto un gran potencial en maquinaria agrícola para internacionalizar en países de África como en Kenia, donde hay demanda de bienes de equipo en frío, conserveras …

Con su experiencia y el tiempo que ha estado formándose como consultor, ¿qué radiografía haría de la provincia de Huesca?

La radiografía es clara. De las 400 empresas más importantes de Huesca por facturación y empleo, 149 son agroalimentarias. Aportan el 47% del PIB de la provincia. Y de las 10 empresas más importantes del Alto Aragón, ocho  corresponden al sector primario. El porcino ha tenido un crecimiento brutal con mataderos y granjas. Mientras la agroalimentación ha crecido en empleo durante los años de la crisis en un 7,1%, el sector industrial ha perdido el 15%, y el de la construcción, un 46%. Se demuestra claramente cómo el sector agroalimentario es anticíclico y no solo se ha mantenido en la crisis sino que ha crecido. Las tasas de crecimiento vienen claramente por la exportación y la internacionalización de las empresas.

Y luego hay una imagen muy gráfica en las carreteras: hemos sustituido las cubas de hormigón por las de pienso. El crecimiento en Huesca de granjas ha sido exponencial, y ahora queda el reto, muy difícil de conseguir, de la transformación. Pasar de los animales de porcino, vacuno... a producto directo para venta en mercado nacional e internacional.

Es algo que se le ha oído decir a varios responsables públicos de Aragón.

Somos muy buenos productores pero nos falta transformar y nosotros, desde Acinonyx, queremos ayudar. Queremos identificar posibilidades de proyecto, buscar inversores externos de España o del extranjero y realizar inversiones. Es algo que pasó con el vino en Somontano, que en diez años tuvo un crecimiento exponencial, de seis a más de treinta bodegas, aunque alguna ha caído por el camino. Todo eso se produjo porque llegó dinero de fuera y se crearon bodegas que se han quedado y generan empleo, riqueza y bienes. En la carne hay margen para ello.

¿Cómo lo van a hacer?

Acinonyx va a trabajar en red con asesorías jurídicas, especialistas en inversiones, márquetin estratégico internacional, ‘start up’ que elaboran soluciones tecnológicas ligadas al sector primario, empresas de desarrollo ligadas a la Universidad y plataformas de comercialización. Se trata de identificar con los empresarios hasta dónde quieren o son capaces de llegar. Una vez  identificadas sus posibilidades de crecimiento, hay que buscar el músculo financiero. Hay empresas muy potentes españolas, europeas o americanas que están invirtiendo en España, Francia, Alemania, Rusia, China … Es cuestión de identificar intereses y ponerlos en contacto para luego trabajar los proyectos. No es fácil pero hay que interpretarlo. La labor de cualquier agente en el ámbito del comercio hoy en día tiene que ser triangular: sacar fuera pero también ver qué podemos traer de fuera aquí para implementar proyectos.

¿Ya han detectado ese capital inversor y posibles empresas?

Sí. El 90% de los movimientos de mercancías de Aragón y Huesca en particular son Europa y a eso no se le puede llamar exportar. Hay países como Chile, Uruguay o Argentina que tienen unas potencialidades de negocio increíbles. Y también con mis socios de Londres hemos ubicado nuestra base de operaciones en Nairobi (Kenia) para toda esa parte de África, donde a pesar de sus problemas políticos por la corrupción, el sector privado está creciendo de forma muy espectacular. Hay programas de ayuda de Europa, Naciones Unidas, el Fondo Monetario Internacional para que vaya creciendo. Y en ese sentido, hoy quizás sea soñar, pero se pueden hacer proyectos de Huesca en Kenia en bienes de equipo. A mí me encantaría poder desarrollar proyectos de empresarios de Huesca en estos países que ofrecen rentabilidades del dinero como si estuviéramos en España en los años 80. Pero hay que amarrar muy bien las garantías, porque si no, no hay inversiones.

PERFIL

De la política a la empresa. El barbastrense Ángel Pintado ha dado el salto de la arena política a la empresarial. Tras una trayectoria de 25 años, pasando por distintas instituciones (Ayuntamiento de Barbastro, Cortes de Aragón, Congreso y Senado), reaparece en la escena pública liderando un proyecto de consultoría para la internacionalización de las empresas agroalimentarias de Aragón. Conoce  el sector ya que procede de una familia ganadera de Costean y fue secretario técnico del sindicato agrario Asaja. Con Acinonyx se ha rodeado de profesionales que también han estado en la primera plana de la política, como Benigno Blanco, uno de sus socios.

Más información en el suplemento HERALDO DEL CAMPO

Etiquetas
Comentarios