Aragón
Suscríbete

El cava aragonés sube como la espuma

El sector vaticina una campaña navideña "histórica", impulsada por el conflicto catalán y el crecimiento de la exportación.

El cava aragonés sube como la espuma
El cava aragonés sube como la espuma
El cava aragonés sube como la espuma.

El cava aragonés sigue al alza, y el sector ya está inmerso en una campaña navideña que tilda de "histórica". Con las elecciones generales a la vuelta de la esquina, el conflicto catalán emerge en la sociedad, influyendo "notablemente" en un periodo crucial para las ventas. El rechazo a comprar productos procedentes de una comunidad salpicada por tintes políticos independentistas es más patente que nunca, y ha llevado a nuestras bodegas a cubrir cuotas de mercado que antes no asumían.

Los tiempos en que los espumosos del Penedés copaban toda la fama han dado paso al crecimiento de otros productores, y ahí los aragoneses (Calatayud, Cariñena, Jarque y Ainzón) han sabido potenciarse. En tres años, el número de botellas elaboradas en Aragón ha aumentando en 300.000 unidades, pasando de las 700.000 que se distribuyeron en 2012 a las más de un millón con que -a falta del 'sprint' final- se espera cerrar 2015, el mejor ejercicio hasta la fecha. 

Tal y como indica Meritxell Villas, responsable de la plataforma de promoción y comercialización de productos Aragonmegusta.com, "la demanda de cava aragonés no deja de aumentar, y cada vez está obteniendo más reconocimiento frente al catalán". Así, espera que este año supere "con creces" lo que fue 2014. 

Un vaticinio totalmente respaldado por César Langa, principal productor de cava de Aragón a través de las bodegas bilbilitanas que llevan su apellido. "Las perspectivas son todavía mejores que el año pasado. No se puede dar una cifra exacta porque estamos en plena campaña, pero estaremos próximos a las 600.000 botellas vendidas frente a las poco más de 400.000 del 2014", señala, y asegura que están "desbordados" por el trabajo.

Langa, que entre otros cavas elabora el 'Reyes de Aragón Selección Familiar', nombrado mejor del mundo en 2013 por la revista especializada 'Decanter', asocia parte del crecimiento de su empresa a la polémica que rodea a Cataluña, pero no duda mencionar otras causas como el haberse sabido "promocionar hacia el exterior". Alrededor del 60% de las botellas que salen desde sus instalaciones son exportadas a otros países. 

Ahí, en la internacionalización, radica otro de los factores clave en el incremento de la aceptación del producto aragonés. "Desde el exterior siempre se tuvo en mente que el cava es un producto exclusivamente catalán, pero han comprobado que, a pesar de que se comenzase a elaborar allí, hay otros lugares con una fabulosa producción", explica Enrique Abad, representante de la Viña Abarando, productora de cava con la Denominación de Origen Cariñena, y concluye subrayando que "nuestro cava no tiene nada que envidiar porque sigue idéntico proceso y se paga el canon que da el certificado de Denominación de Origen".

Mejora la situación de España

Tras siete años de descenso continuado del consumo de espumoso en España, en 2015 se viene apreciando un cambio de tendencia. Según datos del Consejo Regulador del Cava, en el primer semestre del año, las ventas en el mercado interior aumentaron un 9%

Además, se espera que esta cifra siga creciendo en la recta final del ejercicio, dado que el mismo organismo estima que durante las fiestas de Navidad los españoles consumirán alrededor de 40 millones de botellas. "Podemos ser positivos y optimistas, ya que los datos que manejamos ponen de manifiesto la recuperación económica", sostiene el presidente, Pere Bonet.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión