Despliega el menú
Aragón

El Justicia sugiere que algunos taxis puedan llevar más de 4 ocupantes

Tras las quejas de las familias numerosas insta al Ayuntamiento a que cambie la normativa respecto a los monovolúmenes.

"El Ayuntamiento no permite que los taxis transporten a familias numerosas". Esta fue la queja de una zaragozana al Justicia de Aragón el pasado mes de noviembre, en la que argumentaba que cada vez hay más monovolúmenes que prestan servicio en la ciudad y que, sin embargo, el reglamento municipal del servicio de Autotaxi prohíbe que estos vehículos transporten a más de cuatro ocupantes. "Ser madre de cuatro hijos está penalizado en Zaragoza porque los taxis monovolúmenes no puedan transportar al número de personas para el que están diseñados", decía la queja atendida por Fernando García Vicente.

El Justicia recabó datos y comparó las legislaciones autonómicas y municipal y, efectivamente, tras ver que la segunda no contempla más que "una capacidad de cinco plazas incluida la del conductor" (o tres si hay mampara) ha instado al Gobierno de Zaragoza a que cambie su normativa. Argumenta el Justicia que el del taxi es "un servicio básico" y que en él deben primar un "interés público para que el servicio sea el más eficaz y adecuado posible". Así, la institución pide que en Zaragoza se concedan licencias para taxis de más de cuatro viajeros para no desincentivar el uso de las familias numerosas. Estas, hasta la fecha, deben contratar dos taxis para un único trayecto, pagar el doble y, en el peor de los casos, "dejar a parte de mis hijos solos en un vehículo", decía la solicitante.

El Ayuntamiento no se ha pronunciado aún sobre esta recomendación y, es más, el Justicia reprocha al Consistorio que hasta en tres ocasiones le ha solicitado información (en noviembre, enero y febrero) y este no ha contestado. Por ello, García Vicente aprovecha también el escrito para recordar al Ayuntamiento su obligación (por ley 4/1985) de auxiliar a la institución en la investigación de las quejas sobre la administración pública.

Si finalmente los servicios jurídicos municipales y el área de Movilidad accediera al cambio del reglamento, estas mejoras irían en sintonía con programas como el de ZTaxi, que –con taxis adaptados– lentamente van sustituyendo a los buses amarillos para personas con movilidad reducida. Hace unos meses el Ayuntamiento, Fundación DFA y la Cooperativa Autotaxi firmaron un nuevo convenio con el que se amplió este servicio a unos 200 usuarios anuales que llegan a realizar más de 20.000 viajes.

Etiquetas