Aragón

Serman gestionará el comedor de las Cortes desde septiembre

La empresa, que se encarga ya de la cafetería de la Academia General Militar de Zaragoza, es la nueva adjudicataria del servicio de restauración de La Aljafería 

El Grupo Serman Hostelería S.L. será finalmente quien se encargue de gestionar la cafetería y el comedor de las Cortes de Aragón. La mesa de contratación de la institución revisó la semana pasada las dos ofertas que se habían presentado para prestar este servicio y optó por la propuesta de Serman por ser la que ofrecía mejores precios y condiciones, según explicaron fuentes parlamentarias. La Mesa de las Cortes, en su reunión del miércoles, aprobará oficial y formalmente la concesión.

Serman se hará cargo de la restauración del Palacio de La Aljafería (sede del Parlamento aragonés) a partir de septiembre. Y lo hará bajo unas premisas diferentes a las que han regido hasta ahora. 

Como se recordará, el nuevo pliego de condiciones estipulaba que el servicio de comedor dejaba de estar subvencionado por las Cortes de Aragón. Asimismo, recogía que tanto la cafetería como el comedor serán de libre acceso (podrán ser utilizados por todos los visitantes del edificio), y que ambos servicios abrirán también durante los fines de semana. Menús de varios precios 

El pliego de condiciones recogía también que la nueva empresa concesionaria de este servicio aceptaría incluir en su carta una oferta más amplia y variada de propuestas culinarias. Este último punto es uno de los que más ha contado para que el servicio se haya adjudicado al Grupo Serman, empresa que se encarga desde 2012 de la gestión de la cafetería de la Academia General Militar de Zaragoza. La firma de hostelería propuso, para su servicio de comedor, tres menús con precios variados: desde el más económico, que rondaría los cinco euros, hasta el más caro, cuyo coste se situaría en el entorno de los catorce euros.

La nueva concesionaria está obligada a mantener los contratos de los trabajadores que ahora prestan sus servicios en la cafetería y el comedor.

La Mesa de las Cortes optó por volver a sacar a concurso este servicio de restauración después de que se tomara la decisión de poner fin a la subvención que se concedía para abaratar los menús de diputados y empleados de las Cortes. La institución entendió que, si se eliminaba esta compensación económica, debía permitirse un servicio más flexible y amplio que hiciera más atractiva y sostenible la concesión del servicio. 

Hasta ahora, el acceso a la cafetería y al comedor de las Cortes estaba restringido a diputados, empleados y, ocasionalmente, a invitados de la institución. Esta limitación de su uso hacía necesario que, para mantener el servicio, se subvencionara parte de su coste. Con la nueva modalidad, el servicio de cafetería y comedor se abre libremente a todo aquel que visite la Aljafería (un número que ronda de media las 200.000 personas al año).

 

Etiquetas