Aragón

Gastronomía

La contratación de seguros agrarios se desploma

El encarecimiento de las pólizas y el recorte de las ayudas públicas son los principales motivos.

Nectarinas dañadas por una granizada de verano
La contratación de seguros agrarios se desploma un 40%

Una constante se repite en las últimas campañas agrícolas en varias comunidades autónomas, entre ellas Aragón: una buena parte de los agricultores están dejando de asegurar sus cosechas y no es por voluntad propia, según denuncian. En la actual situación económica, el encarecimiento de las pólizas y el recorte de las subvenciones autonómicas dificultan que estos trabajadores puedan contratar pólizas de seguro, con los riesgos que esto acarrea para sus economías en el caso de cualquier contratiempo durante la campaña de cultivo.

"Los seguros agrarios se han ido deteriorando poco y eso ha hecho que caigan las contrataciones, a pesar de lo importante que es contratar un seguro", ha valorado José Antonio Miguel Ballestín, responsable del área de seguros de la Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón (UAGA), que ha agregado que antes un seguro cubría el 100% de una cosecha perdida y hoy solo llega al 60 ó 70%. 

Este empeoramiento de las cláusulas no ha impedido, sin embargo, que las pólizas se hayan encarecido. Así el responsable de UGA señala que en el caso de los cereales, el precio de algunas pólizas ha crecido un 30%. Pone como ejemplo que un seguro para unas 100 hectáreas de cereal cuesta este año en torno a 3.200 euros. 

Las CC AA comenzaron a retirar las ayudas públicas para la contratación de seguros en el año 2012. Entonces, las organizaciones agrarias ya trasladaron su malestar al ministro del ramo, Miguel Arias Cañete, pero poco se pudo hacer. De hecho, este mismo año UAGA presentó una enmienda a los presupuestos defendiendo que se aumentara la partida destinada a este fin.

Según ha explicado Miguel Ballestín, la DGA ha pasado de destinar 20 millones de euros a la financiación de estos seguros a aprobar una partida de tres millones este año. A este recorte hay que sumar el hecho de que antes la subvención era efectiva a la hora de la contratación (Agroseguro descontaba la cuantía de la ayuda que la DGA luego abonaba) y ahora se recibe a posteriori. 

"Aún no hemos cobrado las subvenciones del año pasado, aunque el Gobierno de Aragón nos asegura que tiene el dinero aprobado, y el de este año pensamos que lo recibiremos, pero no sabemos ni cuándo ni cuánto dinero será", ha lamentado el responsable de UAGA.

La cereza, uno de los cultivos más afectados

La contratación de las pólizas varía mucho dependiendo del cultivo del que se trate, según los datos publicados por la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (Enesa). Por ejemplo, en el caso de cultivos forrajeros las contrataciones en la Comunidad se han multiplicado por dos (y aún podría crecer más porque la campaña de contratación sigue abierta), pero las de frutos secos han caído un 22% y las de frutales hasta un 11%.

Por su parte, la producción de cereza asegurada registraba a fecha 15 de marzo una caída del 22%, aunque esa cifra puede variar porque la campaña de contrataciones sigue abierta. La mayor pérdida se ha producido en el módulo 1 (aquel que cubre todos los riesgos por explotación), con un descenso del 66% de la producción contratada.

En el caso de los olivares, las cifras se han mantenido estable aunque destaca un aumento del 21% con respecto a 2012 en la provincia de Zaragoza, lo que se traduce en 5.100 toneladas más de fruto aseguradas.

Volver al suplemento Heraldo del Campo

Etiquetas