Aragón
Suscríbete por 1€

Serrat asegura que la situación del Conservatorio Superior se ha "normalizado"

En 2012 se detectaron irregularidades en la concentración de profesores y las matriculaciones.

La consejera de Educación Dolores Serrat
Serrat defiende un recorte del 48% en Deportes para no reducir más en Educación
JOSÉ MIGUEL MARCO

La consejera de Educación, Universidad, Cultura y Deporte del Gobierno aragonés, Dolores Serrat, ha asegurado que la organización del Conservatorio Superior de Música de Aragón "se ha normalizado y reglado", después de que se detectaran irregularidades en la contratación de profesores especialistas en instrumentos y en la matriculación de algunos alumnos y dimitiera el director, Pedro Purroy, en octubre de 2012, entre otras cuestiones.

Serrat ha explicado ante la Comisión de Educación, Universidad, Cultura y Deporte de las Cortes autonómicas, a petición propia y de CHA, que apuesta por un "modelo de calidad" en el Conservatorio Superior de Música de Aragón "y orientado a la profesionalización de sus alumnos, pero dentro del marco de la legalidad vigente".

Igualmente, ha asegurado que "no voy a interferir en el diseño pedagógico que se haga en el centro", para sostener que eso corresponde a la dirección académica del mismo, "y ahí les mantenemos la autonomía", y ha constatado que cuando accedió al Departamento ese era un centro "pedagógicamente reconocido".

La consejera ha precisado que cuenta con un borrador de anteproyecto de reglamento de enseñanzas artísticas superiores, que se aplicará a este conservatorio y que le gustaría que estuviese aprobado antes de finales de este año.

Respecto a las medidas tomadas, ha mencionado, por una parte, que los profesores especialistas son una "categoría que está fuera de la plantilla" y "que tienen unas características de difícil encaje". "A lo que más se parece es al profesor asociado de universidad, con una profesión al margen y que dedica unas horas a la docencia", ha apuntado.

Según ha indicado, su objetivo es "completar la formación de los alumnos", y para contratarlos ha sido preciso "hacer un proceso", después de que se estuviera usan una fórmula "alejada de la normativa legal", que "generó irregularidades", habiendo, finalmente, "normalizado la situación" con una convocatoria anual.

Hasta ahora, habido dos, una 2012 y otra 2013, y en la primera quedaron excluidos 14 profesores porque no se presentaron o no cumplían los requisitos de titulación y "solo hubo tres recursos", ha apostillado Serrat. Sobre el resto de docentes, ha reconocido que hay una tasa de interinidad muy alta, del 70% ya que "no ha habido convocatorias porque no está bien definido el perfil, cuestión en la que vamos a tener que seguir trabajando".

Selección del director

Serrat ha relatado que tras la dimisión del director del Conservatorio Superior de Música de Aragón en octubre de 2012, "se habilitó un procedimiento de transición, designando por atribución de funciones a una funcionaria del Departamento para la dirección y gestión, en colaboración con el equipo de dirección académica, que sí continuó".

En febrero de 2012, se publicó una orden que regulaba con carácter general el acceso a la función directiva de los centros artísticos superiores y en marzo se convocaron elecciones en el conservatorio, resultado elegido un nuevo director que fue nombrado en julio del año pasado, Agustí Charles, de forma que "no solo hemos resuelto el periodo de transición, sino establecido en una orden el criterio de proceder".

Por lo que respecta a la admisión de alumnos, la consejera ha manifestado que detectaron "disfunciones" con estudiantes "que no habían abonado los derechos de matrícula" o que habían accedido sin constar en su expediente que tenían la titulación requerida.

Según ha comentado, hay alumnos "a los que se les trajo" de otros países "y se les engañó" ya que se les informó de que había unas becas, que no eran tales ya que correspondían a un fondo de la agencia de cooperación que no estaba destinado a esos objetivos, sino al "funcionamiento del centro y mejora en la formación, pero no para becar a alumnos".

"Era imprescindible regular esta situación", de forma que la inspección educativa reclamó el abono de los derechos de matrícula a los estudiantes y que aportaran los títulos y el Departamento reguló en abril de 2012 el proceso de acceso a todos los centros de enseñanzas artísticas superiores, que ya se ha aplicado para el presente curso y está "normalizado y estandarizado con criterios claros".

Actividades para niños

La consejera se ha referido, por otra parte, a actividades que se venían realizando en el conservatorio y "requerían una intervención", como la denominada Escuela de Niños, para la que "no había criterios de admisión, no estaban acreditadas las condiciones de funcionamiento, ni de contenido".

Según ha expuesto, hay una asignatura denominada Didáctica de los instrumentos de cuerda que incluye formación práctica y ahí "puede caber una actividad dirigida a niños". Por eso, "se ha procedido, a través del Departamento, y no del centro, a establecer una escuela de niños de práctica de la didáctica de instrumento de cuerda".

Para eso, se ha realizado una convocatoria pública y un proceso de selección de los niños, "sabiendo que son atendidos por los alumnos de esa asignatura para que observen el proceso de aprendizaje de los alumnos y eso tiene que quedar claramente acreditado cuando los padres matriculan a sus hijos" en esa escuela, que ahora se llama Práctica de didáctica de instrumentos de cuerda.

Un Conservatorio "bien considerado"

El diputado de CHA, Gregorio Briz, ha reconocido a la consejera que "algunas de las cosas que ha hecho, había que hacerlas", pero ha querido saber "hacia qué modelo de conservatorio nos lleva esto", para opinar que habría que tener en cuenta la "flexibilidad" en la contratación de profesores especialistas porque una "convocatoria con más exigencia nos priva de músicos con grandes currículum".

En este punto, ha señalado que el Conservatorio "iba por un camino de reconocimiento y estaba bien considerado en el extranjero" y se ha preguntado si con la regulación hecha "estaremos contribuyendo a un modelo obsoleto y burocratizado", equiparando el centro más a un Instituto de Secundaria que a un Conservatorio Superior.

La parlamentaria del PSOE, Ana Cristina Vera, ha lamentado que "con la excusa" de las irregularidades detectadas, "que no justificamos, se hayan cargado el modelo" de un centro que "llegó a ser el mejor valorado de España y muy bien situado a nivel internacional", con "grandes profesionales para prestigiarlo" y para cuya contratación "se necesitaba flexibilidad".

El representante de IU, Adolfo Barrena, ha sostenido que la situación "había que resolverla" y "es así como había que hacerlo", regulando y reglando los procesos, si bien "no tenemos claro que se haya resuelto el problema" a los estudiantes afectados, que "fueron víctimas de una determinada situación" y ha querido conocer "qué perspectivas de futuro tenemos y qué cuestiones son mejorables".

La diputada del PAR, María Herrero, ha manifestado que "se ha actuado correctamente" puesto que "había cuestiones que había que ordenar", para comentar que puede darse el caso de que haya grandes profesionales, pero "si no cumplen los requisitos, no pueden dar clases", algo que ha estimado que también ocurre con los profesores asociados de la universidad.

Por parte del PP, María José Ferrando, ha remarcado el trabajo del Departamento para "normalizar, regularizar y cumplir la legalidad vigente de un centro que más parecía una república bananera" y ha recordado la sanción de la inspección por las irregularidades detectadas.

Etiquetas