Aragón
Suscríbete por 1€

Protesta en Zaragoza

"¡Queremos que nos devuelvan a nuestros profesores!"

Los alumnos del Conservatorio Superior de Música se encerraron este martes para exigir el cuadro docente que les prometieron cuando se matricularon.

Los alumnos del Conservatorio Superior de Música de Aragón (CSMA) se han encerrado este martes en el centro situado en Vía Hispanidad para protestar porque un conflicto administrativo les ha dejado sin el cuadro de profesores que les hizo elegir este centro y viajar a Zaragoza desde todos los rincones de España -y de otros países-. “¡Queremos que nos devuelvan a nuestros docentes!”, gritaron en la protesta.

El CSMA se ha visto obligado a lanzar una convocatoria pública de especialistas después de que Inspección de Trabajo le multara con 500.000 euros por irregularidades en la contratación de profesorado. Esta ha provocado que algunas plazas hayan sido cubiertas por especialistas distintos a los previstos en un inicio. Además, ha dejado a los estudiantes sin clase de algunas asignaturas durante las primeras semanas del curso. “Aquí estamos gente que nos hemos trasladado muy lejos de nuestras casas por recibir clases de unos profesores determinados y ahora nos encontramos con que se han quedado fuera”, explica el coordinador de los estudiantes, Alberto Arroyo.

La sanción de Trabajo ha conllevado también la dimisión del director del CSMA, Pedro Purroy, y la DGA ha optado de manera provisional por una gestión administrativa con la funcionaria Marta Puente al frente. Los alumnos insisten en que respetan el marco legal, pero piden a la DGA que, dentro de él, permita al centro una flexibilidad en la contratación para poder seguir contando “con los mejores profesores”. “Las enseñanzas musicales tienen unas particularidades y exigen unas normas que se adecuen a ellas”, asevera Arroyo.

Los matriculados en el CSMA colgaron este martes pancartas dentro y fuera del centro e improvisaron conciertos protesta contra la situación del centro. Además, parte de ellos han pasado la noche en el interior de las instalaciones.

Etiquetas