Despliega el menú
Aragón

La DGA elimina el primer ciclo de Secundaria en 15 pueblos

Lo mantendrá, con "carácter excepcional", en 22 aulas rurales de Teruel y 6 de Huesca, porque están lejos de un centro de Secundaria o cuentan con un elevado número de alumnos.

Escuela rural de Bureta
Más de 20 colegios rurales han cerrado en los últimos cuatro años en Aragón

El Gobierno de Aragón mantendrá con carácter excepcional 1º y 2º de la ESO en 22 aulas rurales de Teruel y 6 de Huesca, porque se encuentran lejos de un centro de Secundaria o cuentan con un elevado número de alumnos en estos cursos. Y aplicará la suspensión de estos cursos en 15 centros.

La consejera de Educación, Universidad, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Dolores Serrat, ha dado a conocer esta medida durante una reunión en Teruel con representantes municipales y asociaciones de padres y madres de distintos colegios de la provincia en los que todavía se imparte el primer ciclo de Secundaria.

En declaraciones a los medios de comunicación, Serrat ha recordado que impartir la ESO en centros de educación primaria "es una excepcionalidad que se ha mantenido 16 años en Teruel y Huesca, no en Zaragoza", lo que ha calificado como una situación "irregular".

Por ello el Departamento tomó la decisión de terminar con esta situación a partir del próximo curso, aunque atendiendo a las demandas de padres y de los municipios han estudiado la situación "centro a centro".

En la provincia de Teruel, Educación ha decidido mantener el primer ciclo en 17 aulas turolenses que no tienen instituto próximo y cuyo alumnado debería alojarse en residencia.

La excepción alcanza a otros tres centros -Bronchales, Orihuela del Tremedal y Frías de Albarracín- que tienen el instituto de referencia a más de una hora de recorrido y a los centros de Albalate y Montalbán porque son localidades que cuentan con un alto número de alumnos, en torno a 15 escolares, lo que permite formar grupos independientes.

De este modo, el próximo curso permanecerán en sus centros 251 alumnos de centros en Huesca y Teruel, de Broto, Ansó, Hecho, Campo, Ayerbe y Zaidín en Huesca y los turolenses de Montalbán, Argente, Camañas, Fuentes Calientes, Galve, Pancrudo, Visiedo, Frías de Albarracín, Griegos, Guadalaviar, Villar del Cobo, Mosqueruela, Puertomingalvo, Valdelinares, Camarillas, Pitarque, Villarluengo, El Pobo, Villarroya de los Pinares, Bronchales, Orihuela del Tremedal y Albalate del Arzobispo.

Estas serán las excepciones a la supresión del primer ciclo de Secundaria en aulas de Infantil y Primaria, que comenzará a aplicarse a partir del próximo curso, y que afectará a alumnos de 15 localidades de Aragón. Se trata de los escolares de Cedrillas, Aliaga, Cuevas de Almudén, Hinojosa de Jarque, Perales de Alfambra, Muniesa, Castellote, Cuevas de Cañart, Tramacastilla y Royuela en Teruel y Gurréa de Gállego, Tardienta, Boltaña, Benabarre y Alcorricón en Huesca. En todas estas localidades los estudiantes se trasladan actualmente al instituto al llegar a 3º de ESO.

Un total de 66 alumnos aragoneses de 1º de la ESO y 58 de 2º cursarán sus estudios en sus institutos de referencia: en Huesca, 47 alumnos de 1º y 34 de 2º, y en Teruel 19 de 1º y 24 de 2º.

Serrat ha recordado no obstante que los alumnos de 2º podrán completar el curso en su colegio si así lo desean sus familias, atendiendo al compromiso adquirido por Educación, pero no se ofertará 1º.

La consejera ha resaltado que la alternativa a la excepcionalidad es "café para todos", es decir, que se suprima el primer ciclo de Secundaria en todos los centros de Primaria.

Ha recordado que sería lo conveniente desde el punto de vista pedagógico porque "hay informes que dicen que la adaptación en 3º de la ESO es más difícil, aunque eso no quiere decir que haya más fracaso escolar".

Ha destacado además el compromiso del Gobierno de Aragón con las aulas rurales y ha dicho que se mantendrá el ratio mínimo de 5 alumnos, "aunque no tiene que ser a costa de Secundaria".

Por su parte, el alcalde de Cedrillas, José Luis López, ha defendido que la mejor solución es "quedarnos como estamos", teniendo en cuenta que "la provincia de Teruel es complicada" y que la situación "para nada distorsiona el presupuesto del Departamento".

Cedrillas ha lamentado que con esta medida "se facilite la sensación de desánimo a vivir en los pueblos".

Belén Magallón, que ha hablado en nombre de ampas de pueblos de menos de 300 habitantes, ha apuntado que suprimir el primer ciclo de Secundaria de las aulas rurales puede suponer el cierre de estas escuelas, y ha recordado que la orografía dificulta el transporte de los pequeños.

Etiquetas