Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Movilización contra los recortes

La dirección del Pedro de Luna se opone al encierro

En la cuarta noche de protestas, el director instó a alumnos y profesores a abandonar el instituto. Finalmente, solo tres docentes han dormido en el centro y más de 100 personas han acudido a las puertas para apoyar al resto.

El IES Pedroro de Luna, durante un momento del encierro
La dirección del Pedro de Luna se opone al encierro
LUNAVERDE

Ni el cansancio, ni los sacos de dormir ni el duro suelo del instituto había minado la moral de los profesores, padres y alumnos del IES Pedro de Luna, que permanecían encerrados en el centro desde el pasado lunes para defender la educación pública. Sin embargo, a última hora de este jueves, la Luna Verde -así es conocida esta plataforma- recibió un duro golpe cuyas consecuencias todavía están por evaluar.

Según cuentan los impulsores de esta acción reivindicativa, el director del centro instó a los profesores y alumnos que en ese momento estaban de 'guardia' a abandonar el instituto, alegando motivos de seguridad y argumentando que las instalaciones no estaban preparadas para el uso que se les está dando. “A pesar de la oposición de la dirección decidimos continuar con el encierro, pero el director cerró las puertas, impidiendo que entrara la gente que estaba fuera, y amenazó a los estudiantes con expulsarles del centro o suspenderles la evaluación si seguían en su empeño”, asegura un miembro de esta iniciativa.

De esta forma, los alumnos que permanecían dentro del instituto decidieron esperar fuera, donde seguían los estudiantes que se habían quedado en la puerta, y avisaron a miembros de la acampada de la Universidad de Zaragoza, de Marea Verde y del 15-M. Más de 100 personas acudieron al llamamiento, que pasada la medianoche se convirtió en una gran asamblea a favor de la educación pública.

Mientras, según informan miembros del encierro del Pedro de Luna, el director y los profesores seguían debatiendo en una reunión que duró hasta alrededor de las tres de la madrugada. “Entonces nos explicaron la situación, nos dijeron que nos fuéramos a casa, que el director no nos dejaba entrar, y otros tres profesores se quedaron durmiendo en representación del encierro”, informan los alumnos del centro.

Sin embargo, lejos de abandonar, una quincena de alumnos decidió permanecer en la puerta del instituto y pasar la noche en la calle con una pancarta que ya se ha convertido en toda una declaración de intenciones: “Lunaverde nunca se rinde”. Tras estos hechos, profesores, alumnos y padres del IES Pedro de Luna han convocado una nueva asamblea para el próximo lunes, cuando decidirán si continúan con el encierro, tal y como desean, u optan por otras formas de reivindicar la educación pública y protestar contra los recortes.

El encierro sigue en Albarracín

También continúan las protestas en el Instituto de Albarracín, donde un grupo de profesores -respaldado por alumnos y padres- permanecen encerrados desde el pasado 9 de mayo. Durante la madrugada de este jueves varios alumnos incluso se quedaron a dormir junto a la docena de docentes que permanecían en el centro. “Contamos con el apoyo de la comunidad educativa. Es normal que haya gente que esté de acuerdo y gente que no, pero lo importante es que ambas partes se respeten”, aseguran los promotores de esta reivindicación.

Mientras, otros centros mantienen sus reivindicaciones con otro tipo de protestas. Sin ir más lejos, alumnos y docentes de la Plataforma IES Miguel Catalán por la educación pública protagonizaron este viernes una pitada para rechazar los recortes.

Etiquetas