Aragón

Proceso de escolarización

Educación sortea las vacantes de Infantil entre los niños sin plaza

Los padres de los 603 afectados, entre descontentos y nerviosos, podrán asistir a los sorteos que se realizarán este viernes en los Servicios Provinciales.

Tras la publicación de las listas de vacantes para Infantil, el Departamento de Educación del Gobierno de Aragón realizará este viernes los sorteos en los que se adjudicará un número a cada uno de los 603 niños de tres años que todavía no tienen colegio para decidir en qué orden comienzan a adjudicarse las plazas libres.

Un año más, el Servicio Provincial de Zaragoza será el epicentro (a partir de las 11.00) de la incertidumbre que ha desatado un largo proceso que no concluirá hasta el próximo 29 de mayo, cuando se publicarán las listas definitivas para aquellos que han tenido que encomendarse hasta el segundo sorteo. Muchos de ellos lo hacen entre el descontento y el nerviosismo, que se extendieron por muchas familias cuando no vieron sus nombre entre los admitidos en el colegio elegido como primera opción.

De hecho, el Servicio Provincial ya ha recibido las primeras reclamaciones por el cierre de vías en varios colegios y la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Aragón (Fapar) ha atendido durante las últimas semanas llamadas de padres nerviosos ante la posibilidad de que sus hijos tampoco puedan entrar en el segundo centro elegido.

Ni siquiera han conseguido tranquilizar a los afectados las palabras de la consejera de Educación, Dolores Serrat, que afirmó que hasta un 94% de los padres ha obtenido plaza en el colegio elegido en Zaragoza y “casi un 100%” logrará entrar en su segunda opción. Desde el Gobierno de Aragón también aseguran que hay plazas libres en todas las zonas de escolarización de la capital aragonesa y esperan que el nivel de satisfacción sea muy alto tras la adjudicación de las plazas, que se realizará a lo largo de la próxima semana.

La suerte también juega

Pero antes, la fortuna jugará un papel importante en el futuro de muchas familias. Como ya ocurrió en los sorteos que se celebraron en los colegios saturados, cada niño recibirá un número y se determinará otro que marcará el punto a partir del cual se comenzarán a adjudicar las plazas. Eso sí, este procedimiento solo servirá para dirimir empates, ya que seguirán primando los puntos que tenga cada solicitud.

La adjudicación de vacantes, que se realizará a través de un sistema informático, seguirá teniendo en cuenta los puntos que tengan los niños para cada colegio, el orden que determine el sorteo para aquellos con idéntica baremación y, como novedad con respecto a los años anteriores, le otorgará más valor al orden de preferencias marcado en las solicitudes.

Aquellos que no tengan plaza en ninguno de los centros elegidos pasarán a manos de la Comisión de Garantías, que determinará cuál es el colegio más adecuado para el niño teniendo en cuenta la proximidad a su domicilio familiar o laboral, según cuál eligieran en la solicitud.

La última opción

Los padres que estén conformes con el resultado final deberán formalizar la matrícula a partir del 30 de mayo. Sin embargo, los aragoneses que no quieran escolarizar a sus hijos en el colegio que les será adjudicado tienen la posibilidad de optar a una plaza en otro centro durante el periodo extraordinario -siempre que tenga vacantes-, acudir a un centro privado o, en último caso, aplazar la escolarización de sus niños, pues no es obligatoria hasta los seis años.

Etiquetas