Despliega el menú
Especiales
Suscríbete

Héctor Catalá: “Comer, dormir, entrenar y repetir. El camino para soñar con el podio es duro”

'Camino a Tokio 2020' es una serie de cuatro encuentros con deportistas españoles que competirán en los próximos Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 y sus mayores apoyos. En esta ocasión, el triatleta Héctor Catalá relata, rodeado de familiares y amigos, los momentos que han marcado su carrera y le han llevado a cumplir el sueño de todo deportista: participar en unas Olimpiadas.

Realizado por:

A Héctor Catalá le gusta remarcar que, cuando decidió dejarlo todo para dedicarse de manera profesional al deporte, “se tiró a la piscina sin saber si había agua”. En ese momento, a finales de 2016, el paratriatlón ni siquiera era una categoría olímpica, pero tras alzarse con el título de campeón de Europa ese mismo año, decidió que “tenía que seguir el camino del deporte”. “En 2014 debuté con la selección española, en 2015 fui al mundial y en 2016 conseguí el título europeo. Al mismo tiempo, en el trabajo –Catalá es también ingeniero industrial- tenía cada vez más responsabilidad, así que decidí dejarlo. Fue complicado, pero también valiente, porque era salirse del camino marcado. Me fui a vivir al norte de Valencia, y a partir de ahí, mejoré mi rendimiento y mis resultados”, explica.

Junto a esta decisión, el triatleta rememora los puntos más importantes de su trayectoria deportiva: el primero fue en verano de 2018, cuando el paratriatlón se consideró olímpico, “porque al fin teníamos un camino”. El otro, en 2019, cuando se enteró de que había logrado plaza en los Juegos Paralímpicos de Tokio. “Gustavo Rodríguez (su guía) y yo acabábamos de ganar el mundial, nos estaban entrevistando y entonces nos enteramos que había una plaza directa en los Juegos para el campeón del mundo. Fue una alegría enorme”, recuerda.

“De pequeño nadaba en un club, pero era extremadamente malo, -relata-. En la universidad, empecé a correr y coincidí con el que fue mi entrenador de natación, y me animó a probar el triatlón. En 2010 hice mi primer triatlón, de carácter popular, y en 2014, cuando empecé a perder mucha vista -padece la enfermedad de Best-, me pasé a la modalidad adaptada”, apunta el atleta.

“Cuando mi hermano cumplió 18 años y quiso sacarse el carnet de conducir, le dijeron que no era apto. Fue el primer golpe que le dio la enfermedad, pero ahora está a punto de disputar unos Juegos Olímpicos”, cuenta su hermano Albert. “Eso dice que por más que te golpee la vida, puedes tirar adelante y conseguir lo que te propones”, señala, recalcando la capacidad del triatleta para enfrentarse a los retos. En esa misma idea coincide su amigo Gerard: “Recuerdo el triatlón de Valencia. Él venía de ser campeón del mundo, competía en casa, estábamos todos sus amigos y familia con él, animándole, y quedó segundo. En un momento, ya se había olvidado del tema y estaba enfocado en seguir hacia delante, en avanzar y sobreponerse”, afirma.

"Dejarlo todo por el deporte fue saltar a una piscina sin saber si había agua"

"HACE FALTA TRABAJO DIARIO Y CONSTANTE, ADEMÁS DE ESTAR MUY BIEN ACOMPAÑADO"

Catalá se encuentra ahora entrenando en Sierra Nevada, “trabajando el punto extra de preparación que nos da la altura para marcharnos directos a los Juegos”, explica. “También hemos trabajado la aclimatación en Valencia, saliendo a entrenar a las doce o la una del mediodía para reproducir las condiciones extremas que sabemos que nos vamos a encontrar en Japón”, añade. “Comer, dormir, entrenar y repetir, 24 horas y de lunes a domingo. El camino es duro y requiere de trabajo diario y constante, además de estar muy bien acompañado, para soñar con estar en el podio”, concluye.

Héctor Catalá Nació en Serra (Valencia) y es licenciado en ingeniería industrial. Padece la enfermedad de Best, una patología degenerativa que provoca discapacidad visual y que sitúa la visión del deportista en un 10%.

Tras competir en varios triatlones a nivel popular, en 2013 sufrió un accidente debido a su falta de visión, por lo que comenzó con la modalidad adaptada, el paratriatlón. En 2016, ya consiguió el bronce en el Campeonato del Mundo de Rotterdam y se proclamó Campeón de Europa en Lisboa. En 2018 fue campeón de España y obtuvo la medalla de bronce en el Campeonato del Mundo de Australia. En 2019, se hizo con la medalla de plata en el Europeo de Valencia, tras haber obtenido el oro en el Campeonato del Mundo de Lausana, título que revalidó en 2020 en la Copa del Mundo de Portugal.

Héctor Catalá forma parte de la expedición española que participará en los próximos Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, que se celebrarán entre el 24 de agosto y el 5 de septiembre en Japón.

BlueMedia Studio para Ambar