Despliega el menú
Branded
noticia patrocinada

Una filosofía de trabajo basada en la Calidad y el respeto al medioambiente

Carod se sirve de los últimos avances tecnológicos para diseñar y fabricar grupos 
electrógenos de última generación adaptados a las necesidades específicas de cada cliente

Instalaciones de la empresa Carod en la localidad de Muel, en Zaragoza.
Instalaciones de la empresa Carod en la localidad de Muel, en Zaragoza.
Carod

Con más de 50 años de experiencia en el sector, Carod se ha convertido en una compañía de referencia en la fabricación de grupos electrógenos, hidrolimpiadoras a alta presión, motobombas y compresores neumáticos. Su filosofía de trabajo se asienta sobre los más altos estándares de calidad, funcionalidad y capacidad de adaptación al cliente. Esta empresa española se encarga de todo el proceso productivo: diseño, montaje, pruebas de calidad, soporte técnico y de mantenimiento y suministro de piezas consumibles y de recambio. «Incorporamos todos los avances técnicos para garantizar la fiabilidad de nuestras máquinas. Fabricamos equipos de calidad diseñados para satisfacer las necesidades del profesional de cualquier sector y en cualquier país», afirma Jesús Fon, responsable de Márquetin.

Carod fabrica todo tipo de grupos electrógenos, desde equipos pequeños con motor de gasolina hasta 20 kVA, a equipos diésel de gran potencia y sofisticación hasta 820 kVA, capaces de generar la energía que requiere un complejo de grandes proporciones. Abiertos, capotados o insonorizados; para instalaciones fijas o móviles; para uso residencial, agrícola, industrial…, la compañía cuenta con una amplia gama de productos.

A la hora de adquirir un grupo electrógeno es fundamental conocer la demanda de potencia que se necesitará, si es para uso continuo o para emergencias ante un corte fluido, el ambiente en el que se va a trabajar y otros muchos detalles importantes para hacer un diagnóstico del modelo que resulte más adecuado a cada situación. Contar con un asesor experto es imprescindible. Una de las claves del enorme éxito de la empresa radica en «el equilibrio entre el conocimiento preciso de lo que requiere nuestro cliente, una fabricación de calidad apoyada en el trabajo de nuestro departamento de I+D+i y un servicio postventa que acompaña a la máquina desde la puesta en marcha hasta el fin de su vida útil», explica Jesús Fon.

Cuidando el planeta

Además de responder a los requerimientos del usuario, un buen generador eléctrico debe hacerlo con economía de consumo, fiabilidad de uso y un profundo respeto por el planeta. La normativa europea en materia medioambiental es muy sensible a la afección del entorno que producen los grupos electrógenos y su nivel de exigencia es máximo, tanto en la emisión de contaminantes como en el impacto sonoro o la seguridad.

Jesús explica que en Carod garantizan que sus equipos «cumplen con todas las normativas en cuanto temas de insonorización, emisiones y otras certificaciones; algo que para nosotros es muy importante. Ante el aumento de exigencias europeas, se van implementado modificaciones constructivas para asegurar que nuestros productos sean aptos para trabajar tanto en España como en cualquiera de nuestros destinos de exportación».

Desde la compañía recalcan la importancia de informarse de todos estos puntos antes de comprar un grupo electrógeno, ya que «lamentablemente hoy en día se pueden adquirir equipos de origen asiático que poseen una calidad baja, no cumplen con la normativa europea medioambiental y de seguridad y carecen de servicio técnico», concluye Fon.

Etiquetas