Despliega el menú
Branded
#QUÉDATEENARAGÓN

Descubre el encanto del curso del Matarraña, en la comarca del Bajo Aragón-Caspe

Los pueblos de Maella, Fabara y Nonaspe, unidos por el río, complementan la oferta turística del entorno del Mar de Aragón en la comarca zaragozana.

Presseguers amb Maella al Fons
Vista de Maella, localidad natal del ilustre escultor Pablo Gargallo.

La comarca del Bajo Aragón-Caspe es tierra de contrastes, un destino ideal para escaparse en familia estos días de verano. A la refrescante oferta que se ofrece en el entorno del Mar de Aragón y del embalse de Ribarroja, con una amplia variedad de actividades acuáticas y de turismo activo, se suma la riqueza patrimonial y paisajística de los tres municipios que en la comarca llaman 'de interior':  Maella, Fabara y Nonaspe, unidos por las aguas del río Matarraña

Estos núcleos, que destacan por su autenticidad y su esencia rural, invitan a conectar con la naturaleza y a descubrir la paz interior.Para recorrerlos es posible tomar de referencia el tramo final del Camino Natural del Matarraña-Algars, un recorrido de más de 50 kilómetros que recorre los tres municipios mencionados y culmina en la localidad de Fayón, concretamente en la desembocadura del Matarraña en el río Ebro. Las distintas etapas del camino ofrecen un paisaje único salpicado por el legado patrimonial que la historia ha dejado en la zona.

El inicio de la primera etapa del camino se marca en Maella, un municipio que destaca por su núcleo antiguo, que posee elementos arquitectónicos y patrimoniales de gran importancia. De especial interés en Maella es la Torre del Reloj, uno de los pocos ejemplos de torres civiles en Aragón que se levantó en dos etapas, combinando el arte románico con el mudéjar. El castillo, la iglesia de San Esteban y la ermita de Santa Bárbara son otras de las construcciones que merece la pena contemplar. Imprescindible visitar la casa natal del artista Pablo Gargallo, ilustre hijo de la localidad.

Mausoleo de Fabara.
Mausoleo de Fabara.

Ya en Fabara, municipio que marca la siguiente etapa del camino natural, se encuentra el mausoleo romano mejor conservado del país, declarado monumento nacional en 1931. Esta localidad zaragozana alberga así una relevante huella patrimonial del imperio romano, tal y como se aprecia en la arquitectura de sus edificios.

Por último Nonaspe es el municipio donde confluyen las aguas del Matarraña y las del río Algars, ofreciendo un atractivo paisaje para los amantes de la naturaleza. Destaca la Ermita de las dos Aguas, que rinde homenaje a este hito natural y el edificio del Ayuntamiento, que es un antiguo castillo medieval.

Nonaspe, donde a las aguas del Matarraña se le suman las del río Algars.
Nonaspe, donde a las aguas del Matarraña se le suman las del río Algars.

La oferta senderista y el descubrimiento de espacios naturales únicos que envuelven el río Matarraña y el Algars, así como las vistas que se ofrecen desde los puntos más altos del recorrido, se convierten en importantes reclamos para aquellos que se acercan a conocer la comarca.

Se distinguen por estar bien conectados con ciudades referentes y por estar próximos a la comarca del Matarraña y de los Ports de Beseit. Por ello también es fácil acceder desde Zaragoza. En la línea conectada con Barcelona, se hace parada en los tres municipios.

- Ir al especial #QuédateenAragón

Etiquetas