Despliega el menú
Branded

Heraldo Saludable

fundación ilumináfrica

"Lo que en su día fue un sueño, hoy es una realidad gracias a Ilumináfrica"

El enfermero José Luis García acaba de regresar de su experiencia como voluntario en El Chad.

El joven enfermero José Luis García, voluntario de la fundación Ilumináfrica.
El joven enfermero José Luis García, voluntario de la fundación Ilumináfrica.
Ilumináfrica

"Lo que en su día fue un sueño, hoy es una realidad gracias a la fundación Ilumináfrica". Así explica José Luis García, cooperante de la fundación aragonesa, su reciente paso por el hospital de Saint Joseph, en Bebedjia, El Chad. 

Como voluntario, el joven enfermero ya había participado durante su etapa de estudiante en Alcalá de Henares en proyectos con varias oenegés, aunque ninguno le había marcado tanto como su última experiencia. "No me imaginaba la transcendencia que iba a suponer este viaje en mi vida y en la de muchas personas. Solo de pensarlo se me acelera el corazón. Tras esta experiencia, me he demostrado a mí mismo, a mi familia, amigos y compañeros de trabajo que es posible cumplir un propósito en la vida si de verdad luchas por él". 

Sobre cómo ha sido su rutina en El Chad, García explica: "Los días han sido muy dinámicos y al acabar la jornada me daba la sensación de haber aprovechado realmente bien el tiempo". Pero no todo ha sido fácil. Para el joven: "El choque cultural es muy grande y diría que son estas condiciones las que me han podido hacer sentir impotencia, enfado y tristeza en alguna ocasión, pero nunca me han hecho olvidar el porqué de mi voluntariado ni minar la energía con la que vine. En todo caso, hacerla crecer y renovarla cada día". "Esta experiencia ha supuesto un intercambio cultural bidireccional impresionante. Percibía mucha curiosidad por la cultura española y siempre me mostraba dispuesto a enseñar algunas palabras en castellano, canciones, bailes o artistas, así como a hablar de la diferencias a nivel de formación y laborales entre países", señala García. 

"La Fundación Ilumináfrica es un claro ejemplo de cooperación auténtica, no hay mas que fijarse en los resultados", agradece el enfermero. Como último deseo, el joven pide: "Sería maravilloso volver algún día y reencontrarme lo que ya considero mi familia en El Chad".

- Leer otros testimonios.

- Participa en el V Concurso de Microrrelatos solidarios Ilumináfrica.

Etiquetas
Comentarios