Despliega el menú
Branded

Heraldo Saludable

consultorio médico patrocinado

¿Lesiones deportivas? El doctor Javier Domingo Cebollada contesta a las dudas sobre Traumatología

El experto ha respondido a las preguntas enviadas por los lectores al consultorio médico patrocinado de Heraldo.es.

¿Imaginas pagar la cuenta con kilómetros recorridos?
Javier Domingo Cebollada, jefe de servicio de la Unidad de Traumatología de Quirónsalud, ha contestado a las dudas enviadas por los lectores.
Pexels

Las lesiones producidas por la práctica deportiva son algunas de las más comunes. Por eso, el doctor Javier Domingo Cebollada, jefe de servicio de la Unidad de Traumatología de Quirónsalud Zaragoza y miembro del Instituto Aragonés de Traumatología, ha contestado a las dudas que los lectores han enviado al consultorio médico patrocinado de Heraldo.es.

Para un diagnóstico más concreto, el doctor recomienda la visita a un especialista.

Rotura parcial del tendón del bí­ceps

Pregunta del lector: Hola, tengo rotura parcial del tendón del bí­ceps del brazo derecho. Ahora, tengo los mismos síntomas en el izquierdo. Me dicen que no se puede operar, que tengo que esperar a que se rompa totalmente, pero, mientras tanto, sigo con dolor y con limitaciones. ¿Qué se puede hacer?

Respuesta del doctor: El bíceps es un músculo que tiene dos vientres musculares que se insertan en un tendón común distal, y dos tendones proximales independientes: uno para la porción corta y otro para la porción larga. Este último tendón es el que se lesiona con más frecuencia de los tres, y puede constituir una causa frecuente de dolor en el hombro y brazo que no siempre responde a tratamiento conservador. En estos casos en función del tipo y gravedad de la lesión así como edad y ocupación del paciente hay varias opciones quirúrgicas: la reparación de su inserción, la sección y fijación del tendón en la corredera bicipital del húmero, o la tenotomia artroscópica aislada. Sería conveniente revisar tu caso valorando la exploración física y una resonancia magnética de tu hombro para plantearte la mejor solución.

Hiperextensión de la rodilla

Pregunta del lector:  Hola. Tengo 48 años y soy deportista. Hace un año, en una caída, se me produjo una hiperextensión de la rodilla izquierda. Pensé que se había roto algo porque me produjo unos desarreglos en isquios, glúteo, piramidal... Todos los síntomas han desaparecido con fisioterapia, excepto un acortamiento de isquios, que me perdura y no me permite hacer ejercicio ('running'), aunque sí vida normal. ¿A qué se puede deberse? ¿Cómo puedo solucionarlo? Gracias.

Respuesta del doctor: Los músculos isquiotibiales, se extienden a lo largo de la parte posterior del muslo, desde la cadera hasta la tibia. Son los responsables de la extensión de la pierna hacia atrás y la flexión de la rodilla, pudiendo producirse una lesión cuando llevamos al límite de manera brusca dicha posición.

El grado de lesión a nivel de los músculos isquiotibiales puede abarcar desde pequeños desgarros hasta arrancamientos insercionales a nivel de la pelvis o tibia susceptibles de tratamiento quirúrgico. Sería importante realizar una exploración para determinar el grado de su lesión y valorar la necesidad de pruebas complementarias de cara a realizar un tratamiento definitivo.

Rodilla del corredor

Pregunta del lector: Llevo corriendo un año y, desde hace un mes, cada vez que lo hago siento un dolor intenso en la parte externa de la rodilla izquierda, que hace que al parar me cueste hasta andar, aunque, generalmente, se me pasa al día siguiente. He hablado con otros corredores y me han dicho que puede ser normal, aunque el dolor se ha hecho tan intenso que no me permite avanzar durante la carrera y cada vez aparece antes. ¿A qué puede deberse? ¿Debo dejar de correr?

Respuesta del doctor: En su caso lo más probable es que presente lo que se conoce como rodilla del corredor. Se trata de una inflamación en la cara externa de la misma que duele cuando se realiza fricción de la cintilla iliotibial, lo cual ocurre al correr. Suele ser un dolor que permite hacer vida diaria con normalidad y solo limita en el deporte, hay gente que no es diagnosticada y deja de correr aliviando así su problema.

Habría que realizar una exploración detallada para confirmar que realmente este es el diagnóstico, completar el estudio con alguna prueba de imagen y planificar el tratamiento. Puede mejorar simplemente con fisioterapia y estiramientos y una adaptación progresiva a la carrera y en otros casos puede ser necesario realizar alguna infiltración con terapias regenerativas para acelerar su curación.

- Envíe su consulta pinchando aquí.

Etiquetas