Despliega el menú
Branded

EMPRESAS FAMILIARES de aragón

Haciendo frente al futuro: innovación, sostenibilidad y digitalización

Las empresas familiares deben entender que la crisis ocasionada por la pandemia del coronavirus puede convertirse en una oportunidad para reforzar y hacer crecer sus negocios.

Solo un 7% de las empresas familiares considera eficaz el uso de las nuevas tecnologías en su actividad.
Solo un 7% de las empresas familiares considera eficaz el uso de las nuevas tecnologías en su actividad.
Freepik

Apostar por la digitalización y las nuevas tecnologías, tener presente el impacto en el entorno a nivel social y ambiental y crear soluciones innovadoras que permitan a las empresas seguir creciendo. Esas son algunas de las cuestiones que, a pesar de la crisis económica y social que ha provocado la pandemia, las empresas familiares deben tener en cuenta para que la situación actual no afecte a su actividad más de lo deseado e incluso se pueda convertir en una oportunidad de crecimiento.

De hecho, en el Congreso de Nacional de la Empresa Familiar, celebrado a principios de esta semana, el presidente del Instituto de la Empresa Familiar (IEF), Marc Puig, puso de relieve la difícil situación que atraviesan las empresas de estas características con la crisis ocasionada por el coronavirus, pero también la posibilidad de salir reforzados: "Tenemos frente a nosotros una oportunidad de modernización, de propiciar el siguiente salto a nuevas cotas de desarrollo tecnológico, ecológico y de productividad. Esa apuesta es, a la vez, una de las claves de la salida a la crisis de la pandemia. La distribución del Fondo de Recuperación y Resiliencia de la Unión Europea no va a resolver todos nuestros problemas, pero es un punto de apoyo que no debemos desaprovechar. Los empresarios familiares tenemos mucho que aportar, muchísimo, para garantizar un uso eficaz de esas ayudas que permita que las empresas españolas ganen competitividad y creen nuevos y mejores empleos y podamos salir de esta crisis".

"Las pymes tienen más dificultad para contar con recursos que destinar al I+D+i"

En este sentido, el presidente del IEF manifestó también el compromiso de colaborar con el Gobierno en la identificación de proyectos que encajen en las líneas definidas en el Plan España Puede, "garantizando que nuestra colaboración, institucional y desinteresada, se traducirá en realidades tangibles, en empresas más eficientes y competitivas, en empleos de mayor valor añadido, en más bienestar para los españoles".

Grandes retos

Según el VIII Barómetro de la Empresa Familiar, que elabora anualmente la auditora KPMG, el fomento de la innovación y la formación de los empleados son las dos prioridades que señalan los empresarios familiares para los dos próximos años: un 78% apunta a la innovación y otro 70% señala la necesidad de que la plantilla cuente con las habilidades necesarias. No obstante, el informe señala que la apuesta por la innovación "crece a medida que aumenta el tamaño de las empresas, pues las pymes tienen más dificultades para contar con recursos que destinar al I+D+i y están más volcadas en el crecimiento y la rentabilidad".

A pesar de las dificultades, el informe –realizado en 2019– señala que las empresas preveían, en los próximos doce meses, destinar un 20% de su inversión a recursos humanos, con formación y contratación, y un 25% a innovación y nuevas tecnologías, siendo las áreas de mayor inversión junto al ‘core business’ (26%), concepto que se refiere a aquellas actividades principales o de gran valor para toda la organización que le brindan una ventaja competitiva frente a otras del mismo sector.

La sostenibilidad es otra de las cuestiones que entra en escena para hacer frente al futuro: un 18% de los empresarios la considera ‘extremadamente importante’; un 39% ‘muy importante’ y para otro 33% es ‘importante’. Sobre este ámbito, también la importancia crece en función del tamaño y se pone en foco en contar con más respaldo y ayudas, desde asesoramiento a incentivos financieros, "lo que permitiría a pequeñas empresas aumentar sus acciones y compromisos en torno a la sostenibilidad".

Además, el informe refleja que, en general, "las empresas familiares tienen una fuerte vocación y tradición de contribuir al bienestar de sus comunidades de origen", y que son las generaciones más jóvenes las que más sensibilidad tienen a este respecto y entienden la sostenibilidad como una fuerza transformadora que debe estar integrada en la estrategia de la empresa, "con un buen comportamiento en cuestiones medioambientales y de responsabilidad social corporativa".

Un 89% de las empresas familiares españolas
considera que lo digital aporta valor a su negocio

Otro de los grandes retos a los que se enfrenta la empresa familiar es la digitalización. El estudio NextGen 2019, elaborado por la consultora PwC a partir de una encuesta realizada a 1.000 integrantes de las próximas generaciones de todo el mundo, incluido España, refleja que este aspecto sigue siendo el punto débil de este tipo de empresas: solo un 7% consideraba que su organización hacía un buen uso de las nuevas tecnologías con respecto a la competencia, mientras que un 30% confesaba hacerlo peor.

Del mismo estudio se extrae que hasta un 89% de los entrevistados españoles consideraban que desarrollar una estrategia de negocio adaptada a la era digital es uno de los aspectos que más valor puede crear para su empresa. Atendiendo a estas nuevas tecnologías, hasta un 76% considera primordial aplicar el Interntet de las cosas (IOT), seguido de la inteligencia artificial (48%), la robótica (48%) y el ‘blockchain’ (36%). 

- Ir al especial 'Empresas Familiares de Aragón'

Etiquetas
Comentarios