Despliega el menú
Branded

especial empresas familiares de aragón

Las empresas demandan una fiscalidad homogénea

Como empresa familiar, se puede obtener una reducción del 95% en el Impuesto de
Sucesiones y Donaciones y exenciones en el Impuesto de Patrimonio.

Las empresas familiares cuentan con una serie de ventajas fiscales.
Las empresas familiares cuentan con una serie de ventajas fiscales.
Pixabay

Las empresas familiares representan cerca del 90% del tejido empresarial y generan alrededor del 60% del Producto Interior Bruto del sector privado. Su importancia en la economía nacional es mayúscula, de ahí que todos los gobiernos, en mayor o menor medida, hayan dispuesto para estas entidades de beneficios fiscales destinados fundamentalmente a favorecer su continuidad y garantizar su estabilidad.

Dichos beneficios se materializan, a nivel estatal, en que las participaciones en la empresa familiar están exentas de tributar en el Impuesto sobre el Patrimonio (IP), así como una reducción en la base imponible del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (ISD), cuya aplicación se encuentra condicionada al cumplimiento de una serie de requisitos, entre los que se encuentran que la donación se realice a favor del cónyuge, de descendientes o adoptados y que el donante tenga 65 o más años, o se encuentre en situación de incapacidad permanente (absoluta o gran invalidez).

Pero estos beneficios no son iguales en todas las Comunidades Autónomas, lo que ha provocado numerosas quejas, centradas, sobre todo, en la necesidad de evitar las importantes diferencias de tributación que existen dependiendo del lugar donde se encuentre ubicada la empresa.

Reducción fiscal

La propia ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha abogado en reiteradas ocasiones sobre la necesidad de una armonización del Impuesto sobre el Patrimonio y una subida del ISD en determinadas regiones para poner fin a esta cuestión.

En este sentido, la Dirección General de Tributos ha publicado este verano tres consultas vinculantes en las que se analiza el tratamiento fiscal de la reducción del 95% establecida en el Impuesto sobre Sucesiones para la transmisión de empresas familiares. Aunque todavía no hay nada en firme, algunas voces alertan de que podría dejarse de aplicar parte de esta reducción en estos pactos sucesorios. Y esto, según los expertos, traería consigo un incremento de los impuestos.

Pero, independientemente de que el Gobierno ejecute finalmente su plan de armonización tributaria para eliminar las diferencias existentes, lo que sí confirman varias fuentes es que es "improbable" que sean eliminados los incentivos fiscales de los que gozan las empresas familiares ya que juegan un papel determinante a la hora de generar riqueza y empleo. 

Ir al Especial Empresas Familiares en Aragón

Etiquetas
Comentarios