Despliega el menú
Branded

especial sostenibilidad

Más allá de la conciencia medioambiental

La preocupación por preservar los recursos naturales ha trascendido a una conciencia global que se centra en garantizar el bienestar futuro.

La ciudad de Tubingen, en Alemania, es uno de los proyectos pilotos que se incluyen en el manual europeo de Ecocity, que persigue el diseño de ciudades sostenibles y centradas en el bienestar del peatón.
La ciudad de Tubingen, en Alemania, es uno de los proyectos pilotos que se incluyen en el manual europeo de Ecocity, que persigue el diseño de ciudades sostenibles y centradas en el bienestar del peatón.
Pixabay

El desarrollo sostenible es una condición inherente a cualquier proyecto que se plantee con proyección de futuro, ya sea político, empresarial, social o medioambiental. Por ello, en los últimos años se ha convertido en un elemento central de cualquier debate en torno al progreso y al bienestar de las generaciones que vienen.

El concepto ha evolucionado con el paso del tiempo. En origen se basaba en el estudio del impacto que tienen las actividades humanas sobre el medioambiente, deteniéndose en el agotamiento de los recursos naturales, la nociva emisión de gases contaminantes, la pérdida de biodiversidad y en los efectos del cambio climático.

La toma de conciencia del cuidado del planeta ha contribuido a adoptar una serie de medidas que afectan de forma global a la sociedad, lo que ha llevado a acuñar el concepto de desarrollo sostenible en otras esferas más allá de la política medioambiental y que se han plasmado en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, que ahora determinan el horizonte al que deben aspirar todos los países del mundo.

En materia económica, la sostenibilidad no solo concilia la generación de riqueza con la protección ambiental, sino que apuesta por un modelo que favorezca la igualdad, la cohesión social y el empleo de calidad. Así, se busca incrementar el bienestar con un consumo responsable, a través de un sistema financiero ético, integrado por organizaciones que demuestren, a su vez, su compromiso con el entorno que les rodea.

La cohesión entre la población y su estabilidad sentaría las bases de la conocida como sostenibilidad social, la cual también está en manos de todos los ciudadanos y supone una llamada a su responsabilidad en la forma de interactuar con el medio.

Objetivo: ecociudades

Reducir el consumo de las personas es una de las máximas que se tienen en cuenta en el diseño de las ciudades del futuro. El gran reto es que estas zonas urbanas apenas tengan impacto medioambiental y se conviertan en entornos habitables, con recursos suficientes y energéticamente sostenibles en un futuro inmediato.

A este respecto, es muy importante el papel de la tecnología, que garantiza un mayor rendimiento con un consumo inferior, aunque a unos costes todavía muy elevados. Tanto edificios como lugares públicos deberán adaptarse a las ecociudades, cuyos proyectos pilotos ya están en marcha en Europa. 

- Más información, en el especial de sostenibilidad

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas
Comentarios