Branded
Suscríbete por 1€

en colaboración con turismo de aragón

De ruta entre los cañones del río Mesa

Declarado de Interés Turístico de Aragón, el paraje natural que se encuentra entre las localidades de Calmarza y Jaraba destaca por su accesibilidad y su gran belleza. Así, sin salir de la provincia de Zaragoza, el visitante encuentra en este entorno un agradable paseo para disfrutar de naturaleza y patrimonio.

Parte del sendero de las Hoces del Río Mesa.
Parte del sendero de las Hoces del Río Mesa.
Jesús Macipe

Entre las localidades de Jaraba y Calmarza, bajo la atenta mirada de los buitres leonados que pueblan la zona y se dejan ver con facilidad si uno alza la vista al cielo, el cauce del río Mesa serpentea entre imponentes paredes verticales. El Barranco de la Hoz Seca, de unos 10 kilómetros de longitud, está formado por altas murallas de roca de gran belleza y riqueza paisajística y alberga además, enclavado en la misma piedra, el Santuario de Nuestra Señora de Jaraba, construcción neoclásica del siglo XVII.

Recogido como Sendero Turístico de Aragón, descubrir este paraje natural supone una ruta circular de unos 15 kilómetros y poco más de cuatro horas y media de paseo, con escaso desnivel y sin dificultad.

Un plan idóneo para disfrutar de una escapada o excursión de día si se parte desde Zaragoza, pues se encuentra a poco más de hora y media de la capital aragonesa. Para los que prefieren dormir por la zona y alargar así su estancia, la oferta de balnearios de la zona –en Jaraba y en Alhama de Aragón– o el Museo del Vino de la D.O.P. Calatayud completan la experiencia en esta comarca.

Un oasis natural sin salir de Zaragoza

Hasta quince ríos atraviesan la comarca Comunidad de Calatayud, un hecho que, sin duda, influye en la actividad de la zona y también en sus paisajes. Junto a los balnearios, el curso del agua por este territorio ha configurado barrancos y hoces, que hoy son puntos de gran interés para los amantes de la naturaleza.

En el caso del río Mesa, que nace en la provincia de Guadalajara para después unirse al río Piedra en el embalse de La Tranquera, el cauce fluye por las localidades de Jaraba y Calmarza entre profundos cañones y cortados, conocidos como las hoces del río Mesa o el barranco de la Hoz Seca.

La riqueza del entorno y su interés lo han convertido en uno de los Senderos Turísticos de Aragón (GR-24), un recorrido para todos los públicos con el que descubrir uno de los parajes más singulares de la provincia zaragozana.

Qué ofrece esta ruta

La ruta para descubrir las hoces del río Mesa comienza en la localidad de Calmarza, con un cómodo sendero que llega hasta el conocido como Alto de la Panamera. Tras este punto, el senderista se adentra en el cañón calcáreo, con paredes que superan los 100 metros de altura. En los seis kilómetros siguientes, el barranco se estrecha y se abre de manera desigual, muestra de la erosión del río en la zona.

A medio camino, la ruta se cruza con la senda de los Miradores, excelente trayecto para disfrutar de la observación de aves. Destaca en esta ruta el mirador de La Pedriza, el punto más elevado de este paraje (a 975 metros de altitud), desde donde se aprecian todas las sierras más importantes del Sistema Ibérico zaragozano.

De vuelta al camino GR, en lo alto de la roca se encuentra el santuario de la Virgen de Jaraba, lugar de peregrinaje y de milagrosas historias. Desde allí se puede acceder a lo alto del cortado, desde donde se obtiene una imponente vista de todo el barranco. El mirador de La Dehesa es otro punto de gran interés para contemplar toda la Hoz Seca desde las alturas.

Entrada al barranco de la Hoz Seca con el Santuario de la Virgen de Jaraba en la pared
Entrada al barranco de la Hoz Seca con el Santuario de la Virgen de Jaraba en la pared
Jaraba Turismo

De regreso a la ruta inicial, y ya saliendo a la carretera para volver a Calmarza, se encuentra el sendero que acerca hasta las pinturas rupestres de Roca Benedí, descubiertas por un vecino de la localidad y fechadas con más de 7.000 años de antigüedad. Así, sobre la pared se aprecia el dibujo en color negro de dos ciervos y dos figuras humanas, además de unos trazos lineales, del más clásico estilo levantino, según señalan los historiadores.

El santuario de Jaraba

Existe una leyenda medieval que narra la historia de un caballero que, una noche cayó desde lo alto de un cortado del barranco. Durante su caída, se encomendó a la virgen, y aterrizó sin un rasguño junto a su corcel. Otra de las historias que se cuenta en la zona, mucho más reciente, es la de una niña que, a principios del siglo XX, desapareció de uno de los balnearios de la zona donde se alojaba con su familia, víctima de una riada, para aparecer después junto a las rocas de este barranco, sana y salva.

Interior del Santuario.
Interior del Santuario.
Laura Uranga

Mucho antes, allá por el siglo VI, la virgen se había aparecido a los pastores de la zona. No es de extrañar entonces que, enclavado en una de las paredes del barranco de la Hoz Seca, se alce en este entorno el santuario de Nuestra Señora de la Virgen de Jaraba, un conjunto arquitectónico de estilo neoclásico, construido entre los siglos XIII y XVIII y formado por dos edificios, la iglesia y la casa del santero. Fue construido para albergar la imagen de esta virgen, y hoy es punto de encuentro para peregrinos y diferentes romerías que se realizan por la comarca.

El santuario de Nuestra Señora de Jaraba se encuentra enclavado en las paredes del barranco

De la llamada Gruta de la Virgen, lugar donde sucedió la aparición, brotan las llamadas ‘aguas de las ninfas’, nombre que dieron los romanos a las aguas termales de la zona, dadas sus propiedades curativas. Entre estas mismas rocas mana de la roca un aceite mineral.

Para conocer más acerca de este conjunto arquitectónico y sus historias, nada mejor que una visita guiada, que se realizan los viernes, sábados y domingos en horario de mañana y se pueden solicitar a través de la oficina de turismo de Jaraba.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión