Branded

DÍA INTERNACIONAL DEL RECICLAJE

¿Cuáles son los factores que entran en juego a la hora de tratar los residuos?

Reducir el consumo de bienes y energía, reutilizar los productos y reciclar correctamente constituyen prácticas fundamentales para frenar los efectos del cambio climático y ayudar a que el planeta sea sostenible.

Aunque el hábito del reciclaje ha crecido de manera considerable en España en los últimos años, a menudo se cometen errores cuando se tiran los residuos en los diferentes containers.
Aunque el hábito del reciclaje ha crecido de manera considerable en España en los últimos años, a menudo se cometen errores cuando se tiran los residuos en los diferentes containers.
Heraldo.es

Aunque el hábito del reciclaje ha crecido de manera considerable en España en los últimos años, a menudo se cometen errores cuando se tiran los residuos en los diferentes containers.

Los fallos más frecuentes

  • Contenedor amarillo: es el depósito de los residuos plásticos, pero no se deben tirar en él objetos como juguetes, biberones, chupetes, utensilios de cocina o cubos compuestos por estos materiales, pues deberán ir al contenedor de restos. En el amarillo solo debemos depositar los envases de plástico, latas y briks.
  • Contenedor verde: en él se han de tirar los objetos de vidrio, pero no los de cristal. Es incorrecto tirar bombillas, espejos, ceniceros, vasos o vajillas, que deben dirigirse a un punto limpio.
  • Contenedor azul: los restos de papel y cartón deben terminar en este contenedor para su adecuado reciclaje, pero algunos objetos dan pie a error, como los briks, que suelen ir al amarillo al llevar plástico y aluminio.

Consejos útiles

Para poder reciclar de manera correcta, la organización es esencial. Hay que conseguir que esta división de residuos sea una actividad más del día a día, por ello, es conveniente colocar los cubos en las estancias que más se utilizan, como la cocina.

  • Número de cubos: para que este proceso sea efectivo solo son necesarios cuatro cubos de basura, que estén separados y se abran de manera independiente.
  • Etiquetas: si con los colores la diferenciación no resulta clara, colocar unas etiquetas explicativas siempre es una buena opción.
  • Reducir: disminuir el consumo a nivel de bienes y de gasto energético supone contribuir de manera notable a mitigar su impacto sobre el medio ambiente.
  • Reutilizar: antes de tirar un objeto de los que se tienen en casa como una bolsa o un envase es preciso plantearse si se le puede dar una segunda vida. Así se ayuda tanto al medioambiente como a la economía familiar.

¿Qué va al contenedor marrón?

A finales del año pasado se implementó en algunas ciudades españolas el contenedor marrón tras llevarse a cabo diversas pruebas piloto en las que se recogieron miles de toneladas de materia orgánica. El objetivo principal de esta acción es obtener elementos como el biogás o los fertilizantes naturales para las plantas. Asimismo, se pretende mejorar la recogida selectiva de los demás residuos y aumentar la vida útil de los vertederos, pues tardarán más en llenarse. Pero, ¿qué es lo que se puede arrojar a estos depósitos?

  • Compuestos biodegradables: los compuestos de materia biodegradable como restos de fruta y verdura, de carne y pescado, cáscaras de huevo, de marisco, de frutos secos, otros restos de comida, posos de café e infusiones, tapones de corcho que no tengan añadidos de plástico, cerillas y serrín, papel de cocina y servilletas sucias y pequeños restos de jardinería. Estas sustancias representan el 40% de la basura que se tira en las casas.

Una práctica presente en la Agenda de la ONU

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de Naciones Unidas pretenden poner fin a la pobreza, luchar contra la desigualdad y hacer frente al cambio climático. Dentro de este último punto, el reciclaje ocupa un lugar destacado, lo que se refleja en el fin número 11, que habla de "lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles". En este sentido, el organismo propone diferentes acciones, entre las que destacan las siguientes:

  • Reducir la contaminación: mejorar la calidad del agua reduciendo la contaminación, eliminando el vertimiento y minimizando la emisión de productos químicos y materiales peligrosos, reduciendo a la mitad el porcentaje de aguas residuales sin tratar y aumentando considerablemente el reciclado y la reutilización sin riesgos.
  • Actividades de prevención: reducir considerablemente la generación de desechos mediante actividades de prevención, reducción, reciclado y reutilización.
Etiquetas