Despliega el menú
Branded
información elaborada con tecnocasa

¿Cuáles son las obligaciones del arrendador?

Todo lo que una persona debe tener en cuenta antes, durante y después de alquilar una vivienda para no tener problemas con los inquilinos.

Los derechos y deberes como arrendador se deben de tener en cuenta antes de alquilar una vivienda.
Los derechos y deberes como arrendador se deben tener en cuenta antes de alquilar una vivienda.
Pixabay

En primer lugar, y aunque parezca obvio, una de las obligaciones del arrendador es garantizar al inquilino el uso pacífico de la vivienda. Además, otra de las obligaciones que explica Tecnocasa es que el dueño del piso debe no perturbar al arrendatario en el uso y posesión pacífica de dicha vivienda. No hay que olvidar garantizar también las condiciones necesarias para hacer que el inmueble sea habitable durante el tiempo que dure el contrato de arrendamiento. 

En este sentido, las obligaciones del arrendador incluyen realizar las reparaciones que sean necesarias con carácter urgente. Otra opción es que el arrendatario se encargue de llevarlas a cabo, en cuyo caso, la obligación del dueño será pagar el coste de esas reparaciones, pero en ningún caso estarán a cargo del inquilino.

Pago de la renta 

Si el arrendador tiene la intención de aumentar la renta pactada inicialmente con su inquilino, está obligado a comunicárselo, al menos, un mes antes de que la actualización de la renta tenga lugar. Además, existe la obligación de justificar todos los gastos que provoquen un aumento de la renta pactada con facturas de obra, recibos...

En cuanto al pago de la renta, si el arrendador posee una vivienda en alquiler debe saber que no puede exigir a su inquilino que le pague por anticipado más de una mensualidad. Y, por último, un arrendador de una vivienda debe cumplir a raja tabla las cláusulas del contrato bajo pena de anulación por parte del arrendatario. 

Derechos del propietario 

Aunque los propietarios han de ceñirse a las obligaciones citadas, también poseen una serie de derechos. Por ejemplo, un arrendador tiene derecho a recibir la fianza como garantía de que el inquilino devolverá el piso en buenas condiciones, y a aumentar la renta de acuerdo con lo que se haya especificado en el contrato de alquiler. 

Si un propietario ha realizado obras de mejora en el piso que alquila, también tiene derecho a aumentar la renta pasados tres años, a no ser que se haya pactado lo contrario con el arrendatario. Por otro lado, un arrendador puede interrumpir el sistema de prórrogas de alquiler una vez pasado un año de la firma del contrato. Para hacer esto, se tiene que comunicar al inquilino que se necesita el piso para destinarlo a primera vivienda para el dueño, para un familiar de primer grado o para un cónyuge en caso de separación. Esta comunicación se tiene que realizar al menos con dos meses de antelación a la fecha en que se necesita la vivienda. 

Por último, si el arrendatario no cumple con los acuerdos que se establecieron en el contrato de alquiler, el arrendador tiene derecho a instarle a cumplirlos o bien a rescindir el contrato. Otros motivos por los que el propietario tiene derecho a rescindir el contrato de alquiler son: impago de las rentas; que el inquilino subarriende la vivienda; que haga obras sin consentimiento; por daños en el inmueble o si realiza actividades molestas, nocivas, peligrosas o insalubres.

Si quieres poner tu piso en alquiler, contacta con una las oficinas de Tecnocasa, ellos encontrarán al inquilino ideal para tu vivienda y resolverán todas las dudas que tengas respecto a tus obligaciones como arrendador.

Etiquetas